viernes, 14 de mayo de 2010

La llama de una vela





La búsqueda de la libertad
es la única fuerza que yo conozco.
libertad de volar en ese infinito.
libertad de disolverse, de elevarse,
de ser como la llama de una vela,
que aun al enfrentarse a la luz de un billón de estrellas
permanece intacta,
porque nunca pretendió ser más de lo que es:
la llama de una vela.

.don Juan Matus

1 comentario:

  1. La sencilla luz de una vela,muy buena comparación.Tan frágil,y tan poderosa cuando las luces "grandes" están ausentes.Una noche de tormenta,por ejemplo.
    Ser nada más e lo que se és.Lo que en ningún caso significa ser menos,si nó parte del todo.

    ResponderEliminar

Gracias!!