miércoles, 31 de marzo de 2010

Amor de amapola





Cierto...todo fluye....todo cambia. ¿Has arrancado alguna vez una amapola?...es efímera....marchita al instante. Si quieres disfrutar de su belleza, déjala en su hábitat...no intentes poseerla.
Así es el amor...libre...va y viene cuando quiere...no puedes aferrarte a él...no es una posesión ni una conquista. Deja que pase por tu vida y llénate de él...disfruta el instante.
Siempre hay flores en primavera...siempre nuevas flores desprendiendo su fragancia..... 
Texto y foto: mária.

Las cosas tal y como son







Las cosas tal y como son
Por supuesto que las cosas no ocurren siempre como nos gustaría. Hay momentos en los que nos parece que perseguimos algo que no nos está destinado, que nos estamos dando de bruces una y otra vez contra puertas que no se abren, que esperamos milagros que no llegan a suceder.

Menos mal que las cosas son así, pues si todo ocurriera como deseamos, en poco tiempo nos quedaríamos sin asunto para seguir escribiendo el guión de nuestra vida diaria. Dicho guión se nutre de nuestros sueños, pero, además, se impulsa con la energía de nuestra lucha. Y como sucede siempre con los guerreros que emplean su energía en el Buen Combate, hay ciertos momentos en los que es mejor relajarse, y creer que el Universo continúa trabajando por nosotros en secreto, aunque no lo lleguemos a entender.

Dejemos, por tanto, que el Alma del Mundo cumpla su misión, y cuando no nos sea posible ayudarla, la mejor manera de colaborar con ella es prestar atención a las cosas sencillas de la vida, como las puestas de sol, la gente que pasa por la calle, o la lectura de un libro.

De todas maneras, en muchos casos sigue pasando el tiempo y no termina de ocurrirnos nada excepcional. Pero el verdadero guerrero de la luz continúa creyendo. A la manera que tienen los niños de creer.

Y, como cree en los milagros, los milagros empiezan a ocurrir.

Como está seguro de que su pensamiento puede cambiar su vida, su vida empieza a cambiar.

Como está seguro de que encontrará el amor, el amor termina apareciendo.

De vez en cuando, se decepciona. A veces se hace daño.

Y entonces escucha cómo comentan: “¡Pero qué ingenuo es!”

Pero el guerrero sabe que merece la pena. Por cada derrota, cuenta con dos victorias a su favor.

En un interesante y minúsculo libro, El breviario de la caballería medieval, hay un texto que debe ser recordado en estos momentos de espera:

«La energía espiritual del Camino utiliza la justicia y la paciencia para preparar tu espíritu.

Este es el Camino del Caballero. Un camino fácil y, al mismo tiempo, difícil, pues obliga a dejar de lado las cosas inútiles, y las amistades relativas. Por eso, al principio, se duda tanto para elegirlo.

He aquí la primera enseñanza de la Caballería: borrarás lo que hayas escrito hasta el momento en el cuaderno de tu vida: inquietud, inseguridad, mentira. Y escribirás, en lugar de todo eso, la palabra coraje. Comenzando la jornada con esta palabra, y manteniendo la fe en Dios, llegarás adonde necesitas».

A pesar de todo, a veces seguimos esperando – con paciencia, resignación, coraje – y las cosas que nos rodean no se mueven. Pero como éste fue el camino que elegimos, es imposible que las bendiciones de la vida no estén trabajando a nuestro favor. Cabe, por tanto, una profunda reflexión sobre lo que conocemos como “resultados”: nuestro destino se está manifestando de una manera que no llegamos a comprender totalmente - ¡pero se está manifestando! Jorge Luis Borges escribió un cuento magistral sobre este asunto.

Describe el nacimiento de un leopardo que pasa gran parte de su vida en la selva africana, pero termina siendo capturado y llevado a un zoológico de Italia. A partir de entonces, el animal piensa que su vida ha perdido el sentido, y que ya no le resta sino esperar el día de su muerte.

Cierta mañana, el poeta Dante Alighieri pasa por aquel zoológico, mira al leopardo, y el animal le inspira un verso. Un verso entre los miles que componen La Divina Comedia.

Toda la lucha por la supervivencia que aquel leopardo trabó, fue para que pudiese estar aquella mañana en el zoológico e inspirase un verso inmortal, dice Borges.

Al igual que este leopardo, todos nosotros tenemos una razón – una razón muy importante – para estar aquí, en este momento, esta mañana.

Relajémonos, por tanto, y prestemos atención.

PAULO COELHO.

Liberarnos del miedo




Liberarnos del miedo ¿Puede la mente vaciarse a sí misma y por completo del miedo? El miedo de cualquier clase engendra ilusión, embota la mente, la torna superficial. Donde hay miedo, es obvio que no hay libertad, y sin libertad no hay amor.
Casi todos tenemos alguna forma de miedo, miedo a la oscuridad, a la opinión pública, miedo a las serpientes, al dolor físico, miedo a la vejez, miedo a la muerte. Tenemos literalmente docenas de miedos. Y Es posible estar por completo libres de miedo?
Podemos ver lo que el miedo nos hace a cada uno de nosotros. Nos hace mentir, nos corrompe de distintas maneras; torna a la mente vacua, trivial. En tanto uno tenga miedo, habrá en la mente rincones oscuros que jamás podrán ser investigados y expuestos. La autoprotección física, el impulso instintivo de mantenernos lejos de la serpiente venenosa, de retroceder ante el precipicio, de evitar caer bajo el tranvía, etc., es cuerdo, normal, sano. Pero yo me estoy preguntando acerca de la autoprotección psicológica que a uno le hace tener miedo de la enfermedad, de la muerte, de un enemigo.
Cuando buscamos, en cualquier forma que sea, nuestra propia realización personal, ya sea mediante la pintura, la música, la relación, o lo que prefiera, hay siempre temor. Lo importante, pues, es darse cuenta de todo este proceso de uno mismo, observar, aprender al respecto, y no preguntar cómo podemos librarnos del miedo. Cuando uno desea tan sólo librarse del miedo, encontrará medios y arbitrios para escapar de él, y así jamás podremos vernos libres del miedo.
Obras Completas de J. Krishnamurti Vol. XIII

Fantasía



Ven conmigo a un lugar mágico y hermoso, más allá de las estrellas.
Nos vestiremos de arcoiris y amapolas.
Cogeremos la luna y la llenaremos de azahares y jazmines.
Regaremos con lágrimas sólo primaveras de rios cristalinos.
Jugaremos en los fondos de los mares
y buscaremos sueños sin dueño.
Ven, dame la mano para recorrer islas secretas de sirenas y mirlos.
Descansaremos en una playa infinita
de limoneros y caracolas.
Ven, dejalo todo....tus ojos....tus manos...tus miedos y tus penas,
porque aquí no los necesitas.
Trae sólo amor.

mária

martes, 30 de marzo de 2010

Stardust


In sé crede e nel vero chi dispera?
Giuseppe Ungaretti


Esta es la hora más difícil. La hora en que el celaje
está incubando tu presencia sin que pueda tocarla.

A veces, ahora lo sabes, imploro en la distancia
con el título de una balada de Brel.
Y me quisiera ir, clara la noche respirable,
hacia el milagro en ti evocado
sin que el día acabe en aquel temblor.

Pienso en Turner: el tren llega o parte,
pero nada, nadie se va.
No muy lejos de aquí tal vez sucede
que un poco de lluvia
vuele y te halle en un café o en la calle.

¿Y si es la misma lluvia
que hace poco ha mojado mi rostro?
¿Habrá que creer entonces en el acaso
o es sólo deseo, igual al que acerca
los labios a las ansias del otro?

Yo, como tú, también ansío la certeza.

Pero algo nos lleva de lo que dura a lo que pasa.
Lo adviertes, lo palpas, lo descubres
en el vello, en la laringe, en el abdomen.
No es tan atroz, tan alarmante
si crees en ti, como yo creo, y no desesperas,
si sabes que somos sustancia liberada
por explosiones de quásares, polvo
de estrellas, vida
que esplende, que está ahí, que ocurre.

Juan ramón Mansilla


Estamos dormidos



Cuando se dice que el 67% de la opinión pública quiere un acuerdo sólido sobre el cambio climático no es porque la gente vaya manifestándose, sino porque los periodistas o los políticos hicieron una encuesta y le preguntaron a la gente ¿Quiere usted un acuerdo sobre cambio climático?, y el 67% dijo sí. Pero no están haciendo nada al respecto. Contestan la llamada de un encuestador, cuelgan y se echan a dormir. Estamos dormidos.

Sam Daley-Harris, presidente y fundador de la ONG Microcredit Summit Campaign.Visto en Im-Pulso de una muy interesante entrevista en periodismohumano.

lunes, 29 de marzo de 2010

El alma del mundo


..."El mundo tiene un alma, y llega el instante en el cual esa alma está en todo y en todos al mismo tiempo.
El mundo vive un momento en el que mucha gente está recibiendo la misma orden: Sigue tus sueños, transforma tu vida en un camino que conduzca a Dios, realiza tus milagros, cura, profetiza, escucha a tu ángel de la guarda, cambia, sé un guerrero y sé feliz en el combate.
Corre tus riesgos. Habrá sacrificios, porque es un tiempo de transformación., de renacimiento, pero vencerás cuando llegue tu hora..."
PAULO COEHLO (A orillas del río Piedra me senté y lloré)

domingo, 28 de marzo de 2010

Dios es azul



.A veces miramos al cielo clamando ayuda...
y no vemos una mariposa azul que se posa en nuestras manos.
A veces miramos al cielo pidiendo un consejo...
y no vemos una nube azu de algodónl que aparece suavemente en él.
A veces miramos al cielo pidiendo fuerza para continuar....
y  un pajarillo azul  trina dulcemente en la rama de un árbol.
A veces miramos al cielo pidiendo una respuesta...
y una suave brisa acaricia nuestro rostro.
A veces, en la noche, en una noche desesperada,
miramos al cielo pidiendo un rayo de esperanza....
y no vemos la inmensidad de  las estrellas azules
que pueblan el universo.
Y seguimos mirando al cielo
y no entendemos por qué no recibimos respuestas.
Dios siempre responde a nuestros deseos,
a nuestros anhelos, a nuestras dudas.
SIEMPRE. (Sólo hay que estar atento para recibirlas)
mária

sábado, 27 de marzo de 2010

Amigos...son los amigos


Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando
pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron
fulminados.

Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este
mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los
muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva
condición...)
La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso,
y ellos estaban sudados y sedientos.

En una curva del camino vieron un magnifico portal de mármol, que
conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. El caminante se
dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el
siguiente diálogo:
- Buenos días.
- Buenos días - Respondió el guardián.
- ¿Cómo se llama este lugar tan bonito?
- Esto es el Cielo.
- ¡Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!
- Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. Y el guardián
señaló la fuente.
- Pero mi caballo y mi perro también tienen sed...
- Lo siento mucho - Dijo el guardián- pero aquí no se permite la
entrada a los animales.

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed,
pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió
adelante.

Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los
tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una
puerta vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles.

A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con ya
cabeza cubierta por un sombrero. Posiblemente dormía.

- Buenos días - dijo el caminante.
- El hombre respondió con un gesto de la cabeza.
-Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo.
- Hay una fuente entre aquellas rocas - dijo el hombre, indicando el lugar.
- Podéis beber toda el agua como queráis El hombre, el caballo y el
perro fueron a la fuente y calmaron su sed.


El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.

- Podéis volver siempre que queráis - Le respondió éste.
- A propósito ¿Cómo se llama este lugar?- preguntó el hombre.
- CIELO.
- ¿El Cielo? Pero si el guardián del portal de mármol me ha
dicho que aquello era el Cielo!
- Aquello no era el Cielo. Era el Infierno - contestó el guardián.



El caminante quedó perplejo.
- ¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! Esta
información falsa debe provocar grandes confusiones! - advirtió el
caminante.

- ¡De ninguna manera!-increpó el hombre - En realidad, nos hacen un gran
favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar
a sus mejores amigos...


(Paulo Coelho)

viernes, 26 de marzo de 2010

Princesa de cera


Tú serás princesa de mi cuento,
compañera de mi vida real,
te daré mi cetro de madera
y mi llave de coral.

De cartón, mi fortaleza
mil soldados de plomo tendrás,
yo te ofrezco mi cofre de piedra
y mis cuentas de cristal.

Mira cómo te acaricia el aire,
oye cómo te abraza la tierra;
mil duendes que se estremecen
cuando te siento tan cerca.

Corre, se nos escapa esa nube;
dame, dame tu mano y aprieta,
quiero fundirme en tu abrazo
como si fuese de cera.

Hilario Camacho.

¡¡Si hubiese podido darle la luna!!


Ryokan, un maestro zen, llevaba una vida de lo más sencilla en una
pequeña cabaña al pie de una montaña. Una tarde un ladrón se acercó a la cabaña
y descubrió que no había nada que robar.


Ryokan regresó y lo sorprendió.

"Has recorrido un largo camino para visitarme" - le dijo al intruso- "
y no deberías regresar con las manos vacías. Por favor, acepta mi ropa como
regalo"


El ladrón se quedó perplejo. Cogió la ropa y se escabulló
avergonzado.

Ryokan permaneció sentado desnudo, observando la luna.
"Pobre diablo", pensó. "Ojala hubiese podido darle esta preciosa
luna".


De Azul Zen. 

Raul Reps. Carne de Zen, Huesos de Zen

El amor absoluto


Los dias siguientes al ritual del maithuna, yo iba y venía, gozando de la libertad divina, mi cuerpo/mente no dejaba de estremecerse. Tenía la sensación de ser hojarasca que era atravesada por la realidad. El profundo vínculo entre Devi y yo se hacía extensivo al mundo y pasaba los días y noches en un continuo arrobamiento. todo tomaba un sorprendente relieve, pues todo sucedía en un espacio único en el que el yo se diluía temporalmente. Esta presencia en la realidad del mundo me maravillaba y liberaba de todo concepto. Cada movimiento testimoniaba una intensa armonía con el Todo.
Desde el baño matutino vivía en un estado de continuo agradecimiento. Tenía deseos de saludar profundamente al mundo, de cantar la maravilla de cada una de las cosas. La realidad impregnada de absoluto no dejaba de fluir en mí y yo fluía en ella, y nada carecía de resonancia. Cuando salimos del agua y mientras nos secábamos al sol, Devi me dijo:
_ ¿Lo ves, el éxtasis es el estado natural del hombre y todos los obstáculos que le vamos poniendo crean esa dictadura en la que nos obliga a vivir nuestro pensamiento. El éxtasis es más sencillo que el sufrimiento, huele bien, está presente en todo, nos acompaña siempre, no hay nada que hacer ni nada que buscar, sólo hay que mantenerse totalmente abierto y dejar que las cosas pasen sin preocuparse por modificar su naturaleza. Si estamos realmente presentes, de una forma continua, toda la realidad se transforma en una fuente de alegría y felicidad.
" Sabes que ha llegado el momento de separarnos y no sufres por ello, ya que el lazo que nos une no nos une a los dos, sinó que pasa a través de nosotros para extenderse hacia el universo. Tú no me perteneces, yo no te pertenezco, pertenecemos al mundo, a lo divino y, en este instante, lo sabemos con todo nuestro ser. Nuestra unión no está sujeta ni al tiempo ni al espacio. Yo estaré en cualquier lugar donde dirijas la mirada. te has asentado en el corazón de la Diosa, en mi Corazón, de igual forma que la Diosa está en el tuyo, como yo estoy en el tuyo. Somos el uno para el otro como una cascada divina donde podemos bañarnos de luz y apagar nuestra sed absoluta.
" El universo es una gran olla que no dejamos de modelar con nuestra carne, nuestro corazón, nuestro pensamiento, con todas las pequeñas cosas que nos gusta tanto separar artificialmente. Pero un buen día el alfarero introduce sus manos en lo divino y deja que lo divino tome diversas formas, sabe que la tierra contiene treinta y seis modalidades de conciencia y no pierde el tiempo analizándolas.
" Mientras que el hombre piensa, el tantrika hace una olla, mientras que el hombre consagra su conciencia al encierro, el tantrika redondea la abertura de la olla y permite a su conciencia vivir la experiencia del Vacío. No es posible encontrar diferencias entre lo que hay en el interior de la olla y lo que hay en el exterior, salvo que se olvide que una olla necesita una abertura sin la que habría encierro, oscuridad, maceración y putrefacción.
" El tantrika va ensanchando su olla, disfruta dejando que el universo penetre y se extienda en ella. cuando medita, vive la experiencia de un único espacio; cuando se mueve, vive la experiencia de un único espacio; cuando sueña, vive la experiencia de un único espacio, y cuando muere no hace otra cosa que vivir la experiencia de un único espacio. No hay, pues, ninguna diferencia para él entre meditar, vivir, soñar y morir. Vivir la experiencia de un único espacio es el amor total"

Tantra. La iniciación de un occidental al amor absoluto. Daniel Odier.

domingo, 21 de marzo de 2010

Para Mária




Déjame verme en tí
Dorada hija del sol
Verme en tí durmiendo
Bañada en gotas de amor

Déjame verme en tí
En el espejo de esos pinos
Un pájaro y flores blancas
La tierra, el agua y caminos

Déjame verme en tí
En la luz del as de espadas
Encendida tu mirada
Tenue sonrisa, piel rosada

Déjame verme en tí
Alegria, humildad y llanto
Hundo el rostro en un sueño
En ángel me elevo y canto...

Cecilia Brida
21/03/2010

Mujeres que corren con los lobos. (Para Adriana)


“Empieza…
Si tienes miedo de fracasar, yo te digo que empieces, fracases si no hay más remedio, te vuelvas a levantar y vuelvas a empezar.
¿Y si fracasas de nuevo? ¿Y qué? Vuelve a empezar.
No es el fracaso lo que nos paraliza y nos mantiene estancadas sino la renuncia a volver a empezar.
¿Qué más da que tengas miedo? Si tienes miedo de que algo se te eche encima y te pegue un mordisco, por lo que más quieras, afróntalo de una vez. Deja que tu temor se te eche encima y te pegue un mordisco. De esta manera lo vencerás y podrás seguir adelante. Lo vencerás. El temor se te pasará. En este caso, es mejor afrontarlo directamente, sentirlo y vencerlo que seguir utilizándolo como excusa”…
(Mujeres corriendo con Lobos de Clarissa Pinkola Estés)
La Mujer Salvaje te pertenece. Pertenece a todas las mujeres.
Para encontrarla, las mujeres deben regresar a sus vidas instintivas, a sus más profundos conocimientos. Por consiguiente, pongámonos en marcha ahora mismo y volvamos a recordar nuestra alma salvaje. Dejemos que su carne vuelva a cantar en nuestros huesos. Despojémonos de todos los falsos mantos que nos han dado. Cubrámonos con el verdadero manto del poderoso instinto y la sabiduría. Penetremos en los territorios psíquicos que antaño nos pertenecieron. Desenrollemos las vendas, preparemos la medicina. Regresemos ahora mismo como mujeres salvajes que aúllan, se ríen y cantan las alabanzas de Aquella que tanto nos ama.
Para nosotras la elección no ofrece duda. Sin nosotras, la Mujer Salvaje se muere. Sin la Mujer Salvaje, nos morimos nosotras. Para la Vida, para la verdadera vida, ambas tenemos que vivir.

No es ninguna casualidad que la prístina naturaleza virgen de nuestro planeta vaya desapareciendo a medida que se desvanece la comprensión de nuestra íntima naturaleza salvaje. No es ningún misterio comprender por qué razón los viejos bosques y las ancianas se consideran unos recursos de escasa importancia. Tampoco es casual que los lobos y los coyotes, los osos y las mujeres inconformistas tengan una fama parecida. Todos ellos comparten unos arquetipos instintivos semejantes y, como tales, se les considera erróneamente poco gratos, total y congénitamente peligrosos y voraces.

La maltrecha vitalidad de las mujeres se puede recuperar efectuando amplias excavaciones "psíquico-arqueológicas" en las ruinas del subsuelo femenino. Recurriendo a estos métodos conseguimos recobrar las maneras de la psique instintiva natural y, mediante su personificación en el arquetipo de la Mujer Salvaje, podemos discernir las maneras y los medios de la naturaleza femenina más profunda. La mujer moderna es un borroso torbellino de actividad. Se ve obligada a serlo todo para todos. Ya es hora de que se restablezca la antigua sabiduría.

Los lobos sanos y las mujeres sanas comparten ciertas características psíquicas: una aguda percepción, un espíritu lúdico y una elevada capacidad de afecto. Los lobos y las mujeres son sociables e inquisitivos por naturaleza y están dotados de una gran fuerza y resistencia. Son también extremadamente intuitivos y se preocupan con fervor por sus vástagos, sus parejas y su manada. Son expertos en el arte de adaptarse a las circunstancias siempre cambiantes y son fieramente leales y valientes.

Como un sendero del bosque que poco a poco se va borrando hasta que, al final, se reduce a casi nada, la teoría psicológica tradicional también se agota demasiado pronto cuando se trata de analizar a la mujer creativa, talentosa, profunda. La pirología tradicional se muestra a menudo muy parca o totalmente silenciosa a propósito de las cuestiones más profundas e importantes para las mujeres: lo arquetípico, lo intuitivo, lo sexual y lo cíclico, las edades de las mujeres, la manera de actuar de una mujer, su sabiduría y su fuego creador.
No se puede abordar la cuestión del alma femenina moldeando a la mujer de manera que se adapte a una forma más aceptable según la definición de la cultura que la ignora, y tampoco se puede doblegar a una mujer con el fin de que adopte una configuración intelectualmente aceptable para aquellos que afirman ser los portadores exclusivos del conocimiento. No, eso es lo que ya ha dado lugar a que millones de mujeres que empezaron siendo unas potencias fuertes y naturales se hayan convertido en unas extrañas en sus propias culturas. El objetivo tiene que ser la recuperación de las bellas y naturales formas psíquicas femeninas y la ayuda a las mismas.


Los cuentos de hadas, los mitos y los relatos proporcionan interpretaciones que aguzan nuestra visión y nos permiten distinguir y reencontrar el camino trazado por la naturaleza salvaje. Las enseñanzas que contienen nos infunden confianza: el camino no se ha terminado sino que sigue conduciendo a las mujeres hacia el conocimiento cada vez más profundo de sí mismas. Los senderos que todos seguimos son los del Yo instintivo innato y salvaje. Los cuentos son una medicina. Me sentí fascinada por ellos desde que escuché el primero. Tienen un poder extraordinario; no exigen que hagamos, seamos o pongamos en práctica algo: basta con que escuchemos. Los cuentos contienen los remedios para reparar o recuperar cualquier pulsión perdida. Los cuentos engendran emociones, tristeza, preguntas, anhelos y comprensiones que hacen aflorar espontáneamente a la superficie el arquetipo, en este caso, la Mujer Salvaje.
Los cuentos están repletos de instrucciones que nos guían en medio de las complejidades de la vida. Los cuentos nos permiten comprender la necesidad de recobrar un arquetipo sumergido y los medios para hacerlo. Los cuentos de las páginas siguientes son, de entre los centenares que he estudiado y con los que he trabajado a lo largo de varias décadas, los que, a mi juicio, más claramente expresan la riqueza del arquetipo de la Mujer Salvaje.
Los cuentos ponen en marcha la vida interior, y eso reviste especial importancia cuando la vida interior está amedrentada, encajonada o acorralada. El cuento engrasa los montacargas y las poleas, estimula la adrenalina, nos muestra la manera de salir, ya sea por arriba o por abajo y, en premio a nuestro esfuerzo, nos abre unas anchas y cómodas puertas donde antes no habla más que paredes en blanco, unas puertas que nos conducen al país de los sueños, al amor y a la sabiduría y nos llevan de vuelta a nuestra auténtica vida de mujeres sabias y salvajes.

El cuento es muchísimo más antiguo que el arte y la ciencia de la psicología y siempre será el más antiguo de la ecuación, por mucho tiempo que pase. Una de las modalidades más antiguas de narración, que a mí me intriga enormemente, es el apasionado estado de trance, en el que la narradora "percibe" a su público -que puede ser una sola persona o muchas- y entra en un estado de "mundo en medio de otros mundos", en el que un relato es "atraído" hacia la narradora y contado a través de ella.


 La llamo la Mujer Salvaje porque estas dos palabras en concreto, "mujer" y "salvaje", son las que crean el llamar o tocar a la puerta, la mágica llamada a la puerta de la profunda psique femenina. Llamar o tocar a la puerta significa literalmente tañer el instrumento del nombre para hacer que se abra una puerta. Significa utilizar unas palabras que dan lugar a la abertura de un pasadizo. Cualquiera que sea la cultura que haya influido en una mujer, ésta comprende intuitivamente las palabras "mujer" y "salvaje".
Aquí la palabra "salvaje" no se utiliza en su sentido peyorativo moderno con el significado de falto de control sino en su sentido original que significa vivir una existencia natural, en la que la criatura posee una integridad innata y unos límites saludables. Las palabras "mujer" y "salvaje" hacen que las mujeres recuerden quiénes son y qué es lo que se proponen. Personifican la fuerza que sostiene a todas las mujeres.



La comprensión de la naturaleza de esta Mujer Salvaje es una práctica. Es una psicología en su sentido más auténtico: conocimiento del alma. Sin ella, las mujeres carecen de oídos para entender el habla del alma o percibir el sonido de sus propios ritmos internos. Sin ella, una oscura mano cierra los ojos interiores de las mujeres y buena parte de sus jornadas transcurre en un tedio semiparalizador o en vanas quimeras. Sin ella, las mujeres pierden la seguridad de su equilibrio espiritual. Sin ella, olvidan por qué razón están aquí, se agarran cuando sería mejor que se soltaran. Sin ella, toman demasiado o demasiado poco o nada en absoluto. Sin ella se quedan mudas cuando, en realidad, están ardiendo. Ella es la reguladora, el corazón espiritual, idéntico al corazón humano que regula el cuerpo físico.
Cuando perdemos el contacto con la psique instintiva, vivimos en un estado próximo a la destrucción, y las imágenes y facultades propias de lo femenino no se pueden desarrollar plenamente. Cuando una mujer se aparta de su fuente básica, queda esterilizada, pierde sus instintos y sus ciclos vitales naturales y éstos son subsumidos por la cultura o por el intelecto o el ego, ya sea el propio o el de los demás.
La Mujer Salvaje es la salud de todas las mujeres. Sin ella, la psicología femenina carece de sentido. La mujer salvaje es la mujer prototípica; cualquiera que sea la cultura, cualquiera que sea la época, cualquiera que sea la política, ella no cambia. Cambian sus ciclos, cambian sus representaciones simbólicas, pero en esencia ella no cambia. Es lo que es y ella es un todo.

Creo que todas las mujeres y todos los hombres han nacido con ciertos dones. Sin embargo, poco esfuerzo se ha dedicado en realidad a describir las vidas y los hábitos psicológicos de las mujeres inteligentes, talentosas y creativas. En cambio, se ha escrito mucho acerca de las debilidades y las flaquezas de los seres humanos en general y de las mujeres en particular. Pero, en el caso de la Mujer Salvaje como arquetipo, a fin de comprenderla, captarla y aprovechar lo que ella nos ofrece, debemos interesarnos más por los pensamientos, los sentimientos y los esfuerzos que fortalecen a las mujeres y debemos tener en cuenta los factores interiores y culturales que las debilitan.

El arquetipo de la Mujer Salvaje y todo lo que ésta representa es la patrona de todos los Pintores, escritores, escultores, bailarines, pensadores, inventores de plegarias, buscadores, descubridores, pues todos ellos se dedican a la tarea de la invención y ésta es la principal ocupación de la naturaleza instintiva. Como todo arte, reside en las entrañas, no en la cabeza. Puede rastrear y correr, convocar y repeler. Puede percibir, camuflarse y amar profundamente. Es intuitiva, típica y respetuosa con las normas. Es absolutamente esencial para la salud mental y espiritual de las mujeres.

Por consiguiente, ¿qué es la Mujer Salvaje? Desde el punto de vista de la psicología arquetípica y también de las antiguas tradiciones, ella es el alma femenina. Pero es algo más; es el origen de lo femenino. Es todo lo que pertenece al instinto, a los mundos visibles y ocultos... es la base. Todas recibimos de ella una resplandeciente célula que contiene todos los instintos y los saberes necesarios para nuestras vidas.

Una mujer sana se parece mucho a una loba: robusta, colmada, tan poderosa como la fuerza vital, dadora de vida, consciente de su propio territorio, ingeniosa, leal, en constante movimiento. En cambio, la separación de la naturaleza salvaje provoca que la personalidad de una mujer adelgace, se debilite y adquiera un carácter espectral y fantasmagórico. No estamos hechas para ser unas criaturas enclenques de cabello frágil, incapaces de pegar un salto, de perseguir, dar a luz y crear una vida. Cuando las vidas de las mujeres se quedan estancadas o se llenan de aburrimiento, es hora de que emerja la Mujer Salvaje; es hora de que la función creadora de la psique inunde el delta.
Mujeres que corren con los lobos. (Clarissa Pinkola Estés)
Clarissa Pinkola Estés
"Mujeres que Corren con los Lobos"( De El que corre con los lobos)

¡¡ Bendita Primavera !!



"Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos". Neruda

sábado, 20 de marzo de 2010

Corazón mágico


SOBRE EL REGALO:

Llega desde Luz del alma. Gracias Mirta.
Trae paz, amor, luz, bendiciones... y es mágico. ¿Qué es?
Se trata de un regalo esencial cuando se conVive con un Intruso y sus consecuencias.
Trae paz. La paz necesaria en ese momento que parece que el mundo se te desploma encima cuando al tratar de caminar no dejas de darte golpes contra las paredes y te desesperas. 
 Trae amor. El amor, que aunque tengas a manos llenas, sabes que nunca sobra. 
 Trae luz. La luz que guía, dirige y aclara la senda que insistimos en recorrer. 
Incluye Bendiciones, sin las cuales yo no podría Vivir. Por si fuera poco, es mágico. Cuatro elementos trae el Corazón Mágico. Cuatro personas lo recibimos, y de aquí sale a 4 casitas más... no puede ser a ninguna más... o se rompe el encanto...
Comparto el Corazón Mágico con:

El Mago
Graciela
Pao
Adriana


"Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma". (Cortázar)


Creo en mi corazón, ramo de aromas
que mi Señor como una fronda agita,
perfumando de amor toda la vida
y haciéndola bendita.

Creo en mi corazón, el que no pide
nada porque es capaz del sumo ensueño
y abraza en el ensueño lo creado:
¡inmenso dueño!

Creo en mi corazón, que cuando canta
hunde en el Dios profundo el franco herido,
para subir de la piscina viva
recién nacido

Creo en mi corazón, el que tremola
porque lo hizo el que turbó los mares,
y en el que da la Vida orquestaciones
como de pleamares.

Creo en mi corazón, el que yo exprimo
para teñir el lienzo de la vida
de rojez o palor y que le ha hecho
veste encendida.

Creo en mi corazón, el que en la siembra
por el surco sin fin fue acrecentando.
Creo en mi corazón, siempre vertido,
pero nunca vaciado.

Creo en mi corazón, en que el gusano
no ha de morder, pues mellará a la muerte;
creo en mi corazón, el reclinado
en el pecho de Dios terrible y fuerte.
Gabriela Mistral

Pensamientos Zen


El engaño fundamental de la humanidad
es suponer que yo estoy aquí y tú estás allí afuera.

Yasutani Roshi


"El propósito de una red de pescar es pescar peces y,
cuando los peces son atrapados, SE OLVIDA LA RED.
El propósito de una trampa de conejos es atrapar conejos.
Cuando los conejos son atrapados, se olvida la trampa.
El propósito de las palabras es COMUNICAR IDEAS.
Cuando las ideas son comprendidas, SE OLVIDAN LAS PALABRAS.
¿Dónde puedo encontrar un ser humano así, que haya olvidado las palabras?
Con él si me gustaría conversar."
Chuang-Tzu



Para una persona que desconoce el camino del zen,
las montañas son montañas y los ríos son ríos;
después de un primer vislumbre de la verdad del zen,
las montañas ya no son montañas y los ríos ya no son rios;
después de la iluminación,
las montañas vuelven a ser montañas y los ríos vuelven a ser ríos
Dicho Zen

VARIAS POSIBLES CONSECUENCIAS DE LA PRACTICA ZA ZEN DESPUÉS DE LA EXPERIENCIA DE LA "ILUMINACIÓN":


- "Consecución de un estado en el que no ansías nada ni tienes apego a nada. NO es que estés sin deseos, sinó que deseando y apeteciendo las cosas, te hallas, al mismo tiempo desligado de ellas.. La verdadera libertad es ser libre de tus propios deseos
- Consecución del estado de buda, que equivaldría a un estado evolutivo completo, de ecuanimidad total y de encontrar un sentido a todas las cosas. Este estado implica paradojicamente, una ausencia de consciencia de haber alcanzado este estado, un no poder ya etiquetarse bajo ningun concepto mental, ni siquiera el de haberse convertido "en nada".

viernes, 19 de marzo de 2010

Los 10 errores espirituales más comunes



.


Cuando comenzamos a transitar el camino espiritual, buscamos la perfección en nuestras vidas. Tratamos de mejorar nuestro carácter, costumbres, ideas, alimentación, y hasta la vida social.
A veces, hacemossacrificios con el fin de alcanzar una vida más plena y feliz; sin embargo, muchas veces no llegamos al estado de éxtasis o plenitud que anhelamos.
La decepción puede llevarnos a rechazar la disciplina que habíamos emprendido, o en el peor de los casos, puede desmoralizarnos a tal punto de pensar que Dios se ha olvidado de nosotros. Cualquiera sea la reacción, ésta sólo nos está señalando que hemos cometido un error. Y un errorpuede ser corregido.
El Universo funciona como una gran computadora: hay que saber presionar las teclas adecuadas para obtener lo que se desea. Cuando no lo estamos haciendo, la computadora se detiene, espera fría y silenciosamente la señal eléctrica correcta. El Universo tiene sus teclas y la metafísica nos enseña.
¿Cuáles son? Algunas escuelas esotéricas han tergiversado estas enseñanzas, quizá sin ninguna mala intención, con lo que han llevado a muchas personas a cometer errores y a frustrarse en sus expectativas.
Algunos de los errores más comunes son los siguientes:
1. ENVOLVERSE EN UNA BURBUJA DE PROTECCIÓN, O EN UNA LUZ, O EN COLOR, O EN ÁNGELES, O EN CUALQUIER OTRA FORMA QUE PROTEJA DE LOS PELIGROS QUE EXISTEN AFUERA

Lo único que logra este tipo de ejercicio es fomentar la idea de que algo externo puede tener más poder que nosotros. Nuestra mente percibe que hay algo allí afuera que puede, por ejemplo, lastimarnos o hacernos daño. Pero, según las enseñanzas espirituales, TODO ES DIOS; por lo tanto, nada puede hacernos daño. En realidad, debería practicarse algún tipo de ejercicio de reconocimiento de la seguridad personal. Este ejercicio podría decir: Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo, estoy rodeado de hermanos, vivo en el mundo que Dios ha creado y sólo veo amor en todas partes. En síntesis, al elegir qué ejercicio mental o meditación hacer, se deberá buscar aquel que nos recuerde la naturaleza divina de la vida y no el peligro que percibe nuestro ego.
Muchas personas creen que repitiendo ciertas afirmaciones pueden transformar su situación personal, lo que encierra un error. No son los pensamientos lo que determinan nuestra realidad sino nuestras creencias. Solamente los pensamientos que hemos interiorizados y tomado como nuestra verdad son los que se manifiestan.
Dicho de otra manera, aquello que sentimos internamente que es así es lo que toma forma en el mundo externo.
La mente humana produce un promedio de 60,000 pensamientos diarios, la mayoría de los cuales son negativos. Las afirmaciones son necesarias para lograr implantar una creencia nueva ennuestra mente subconsciente y la repetición de estas afirmaciones es un procedimiento adecuado, pero hasta que no le agregamos la emoción o sensación que acompaña a esa idea, no la interiorizamos como una verdad dentro de nosotros.
La repetición de palabras carentes de emoción no es efectiva.Por lo tanto, si yo repito.Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo pero no me siento realmente seguro, de nada me servirá. Es necesario seleccionar ejercicios mentales, meditaciones o visualizaciones que fomenten las creencias de:paz, armonía y prosperidad.
2. ENVIAR LUZ A OTROS PARA QUE MEJOREN

Se puede enviar luz o energía a otras personas para que se curen de cierta enfermedad, para que mejoren su situación económica, su vida afectiva, y demás.
La mayoría de estos ejercicios se parecen más a una forma de manipulación que a una verdadera ayuda espiritual. Primero y principal: si se va a ayudar a otro, hay que asegurarse de que la persona lo pida y lo necesite. Si esto no se da, tenemos que trabajar con lo que estamos percibiendo, porque el problema es algo personal que nos atañe a nosotros mismosy no a la persona que está sufriendo.
La mayoría de los problemas son sólo momentos de prueba que está viviendo un individuo; son necesarios y muy útiles para el despertar de su conciencia. Nunca sabemos en realidad desde afuera cuán importante puede ser para cada persona la situación que está atravesando en determinado momento. Podemos percibir esa situación como algo terrible, doloroso, injusto o innecesario, pero cualquiera sea nuestra interpretaciónnunca será correcta ni completa.
El enviar la luz a la persona podría acelerar o entorpecer su ritmo personal. Nuestra intervención es innecesaria y, la mayoría de las veces, no es más que un deseo egoísta de que la persona resuelva rápido su problema porque éste nos despierta angustia o dolor. Personalmente, recuerdo que una vez se acercó un amigo íntimo a decirme que estaba muy preocupado por mi situación. Yo le respondí que su preocupación no me ayudaba, que si realmente quería hacer algo bueno por mí, tenía que confiar en mí y saber que mi Guía Interior me revelaría en el momento adecuado lo que yo necesitaba hacer.
En lugar de enviar luz a otros cada vez que veas una situación difícil, comienza por enviarte luz a ti mismo para que tu Guía Interior te haga ver la Verdad que está operando en dicha situación.
3. CREER QUE VAMOS HACIA DIOS, QUE EVOLUCIONAMOS ESPIRITUALMENTE


No vamos hacia Dios, YA ESTAMOS EN DIOS. Todo lo que nos rodea forma parte del gran cuerpo universal de Dios. No evolucionamos espiritualmente. Nuestro Espíritu es Perfecto yCompleto; no puede ni tiene que evolucionar.
En realidad, es un problema semántico, ya que la evolución espiritual no existe. Lo que queremos significar con eso es el despertar de nuestra Conciencia a esa perfección y cuanto más rápido lo hacemos, más plenos y felices vivimos.
Tal vez el error provenga de las enseñanzas religiosas que nos dicen que Dios está en el cielo, como si nosotros estuviéramos separados de Él. Nosotros y el cielo somos UNO, y debemos aprender a reconocerlo y a vivenciarlo; en eso consiste nuestra Evolución de Conciencia o Despertar Espiritual.
4. ANGUSTIARSE O PREOCUPARSE CUANDO HAY UN FAMILIAR ENFERMO O ATRAVESANDO ALGÚN TIPO DE CRISIS
 

En nuestra cultura está bien visto que uno se aflija o sufra a la par de sus seres queridos; sin embargo, eso sólo aumenta el pesar. Si interpretamos nuestro pesar desde otro nivel, esto significa que creemos más en el poder de la enfermedad o la crisis que en la solución.
Cuando te afliges por la enfermedad de un ser querido, agravas esa enfermedad, le das más fuerza y poder. La solución es hacer un esfuerzo personal y reconocer que, más allá de nuestro entendimiento, hay una Inteligencia Superior que está actuando y que tiene el poder de restaurar completamente a nuestro ser querido, si así lo desea dicha persona.
Lo mismo ocurre con cualquier tipo de problema o crisis. Si nos afligimos, es porque nuestro ego ha aceptado que hay una fuerza más potente que el Poder Divino.

5. CREER QUE UNO HA SIDO ELEGIDO POR DIOS

Muchas personas que estudian en escuelas esotéricas se sienten especiales y evolucionadas. Sienten que Dios los ha conducido al lugar adecuado para su crecimiento y evolución; que la información que va a recibir es muy importante y no puede divulgarse a personas que no están tan evolucionadas, porque no tienen la capacidad para entenderla o para darle un buen uso.
Esta presunción se convierte en una forma de arrogancia, nada espiritual, que nos hace pensar que somos privilegiados, especiales, elegidos, y que los demás están descarriados o perdidos en la vida.
Esta forma de arrogancia también se ve en las religiones que se sienten propietarias de Dios. Si uno no sigue su culto, está perdido. En el Universo existe un solo Dios y es el mismo para Todos. Los humanos inventan diferentes maneras de rendirle culto, crean dogmas y doctrinas, pero, en esencia, todos adoramos al mismo Dios.
Todos somos iguales ante los ojos de Dios. Para Él, nadie está más adelante ni más atrás. Nadie vale más ni menos. Cualquier interpretación y clasificación como ser especial corresponde al terreno del ego humano y no al terreno de lo divino.
 
6. SACRIFICARSE POR OTROS
 
No hay nada más inútil e insatisfactorio que sacrificarse por los demás. Las tareas que se hagan por los demás deberán hacersecon amor o, de lo contrario, evitarse. Todo lo que se hace con amor es placentero; por lo tanto, no pesa ni molesta. Por el contrario, todo lo que se hace con sacrificio genera presión interna, rencor, enojo, molestia y, a veces, hasta odio.
El sacrificio por los demás está aprobado socialmente y es muy bien visto. Uno puede sacrificarse, por ejemplo, por los hijos, por los padres, por la pareja, por la profesión, por los niños desamparados, por alguien enfermo, por la institución religiosa a la que pertenece, por la empresa que da trabajo. La lista podría ser interminable y no es más que un muestrario de la acción equivocada de nuestro ego.
El sacrificio va muy de la mano con la manipulación. Por ejemplo, una madre que ha dejado su vida de lado por los hijos, tarde o temprano, usará su postura como válida para exigir algo de ellos; el novio o novia que cambia su rutina y deja de hacer ciertas actividades por el otro tratará después de exigir lo mismo.
La próxima vez que vayas a sacrificarte por alguien, pregúntate primero si ese alguien te lo pidió. La actitud de mártir no lleva hacia Dios como muchos creen, sólo el camino del amor. Haz las cosas con amor o no las hagas.

7. DEPENDER DE AMULETOS, ESTAMPAS RELIGIOSAS, CRISTALES, VELAS, IMÁGENES, O CUALQUIER OTRO TIPO DE ELEMENTO-

Es cierto que los materiales tienen su propia energía y que el contacto con ellos (en especial, con ciertos cristales cuarzos) produce cambios en nuestra vibración personal y que pueden ayudarnos en el proceso curativo. También es cierto que algunas figuras, imágenes y colores producen reacciones psicológicas que nos estimulan; a veces para bien, otras para mal.
Las estampas religiosas y otros objetos, tales como cadenas con cruces, estrellas de David y demás nos recuerdan nuestras posturas espirituales. El problema es que la mayoría de estos elementos se convierten en amuletos y les damos más poderdel que en realidad tienen.
Hay personas que se sienten indefensas sin su cruz, la estampita de su santo protector, su cristal preferido o cualquier otro amuleto de su preferencia. El amuleto pasa a ser Dios. Vivir pendiente de un objeto es limitar la Presencia Divina a ese objeto. Dios es Omnipresente: está aquí, allá y en todas partes.
Lo peor sucede cuando una persona extravía su amuleto o éste se le rompe. La mayoría de las veces esto se interpreta como un presagio de que algo malo va a suceder. Esta idea es producto de creer que la persona se encuentra sin su protección y que, en consecuencia, las energías negativas pueden afectarla.
Vivimos en un Universo Mental.Todo lo que Creemos se hace Realidad. ¿Por qué no creer entonces que el mejor amuleto con el que cuento es mi Naturaleza Divina? Nadie ni nada puede despojarnos de lo que somos realmente.

8. CREER QUE UNO PUEDE GUIAR A OTROS O QUE PUEDE SER GUIADO


Sentir que gracias a uno otras personas se iluminan o, al revés, que la presencia de otros nos devuelve la luz es purailusión del ego. La verdadera Guía es Interna, es tu Intuición, la Voz de tu Espíritu. Muchas veces esa voz coincidirá con lo que escuchas de afuera y pensarás que alguien te está guiando. Pero, apenas aceptes a alguien como tu ídolo, comenzarás a fabricar tu propia decepción. Ocurre lo mismo si alguien te ha entronizadoy te ha tomado como líder; en algún momento los problemas de tu vida personal lo decepcionarán.
Todos aprendemos y enseñamos al mismo tiempo. Por tal motivo, es conveniente mantener una actitud receptiva hacia las señales que recibimos de nuestro entorno y ver qué resonanciaproducen en nuestro interior.
No eres el salvador ni la guía de nadie. Ninguna vida depende de tus conocimientos ni de tus esfuerzos. Esto es cierto tambiénal revés. Nadie te rescatará ni te salvará, excepto tú mismo.
El mejor Guía con que contamos está dentro de Nosotros. Nos habla con voz suave y paciente, sin obligarnos a nada; nos indica siempre el camino más corto y más feliz, nos da la ideamás adecuada y la respuesta que racionalmente no podemos encontrar.
Por eso, es conveniente practicar meditación y ejercicios de relajación para poder escuchar esa voz. Si vives de prisa, tenso, angustiado y con un ritmo acelerado, seguramente no oirás la voz de tu intuición y buscarás guías externas.
Hay personas que son muy positivas y estimulantes, y podrán ayudarte en un principio.
Evita idolatrarlas y evita también ser idolatrado. Recuerda siempre que la Guía más válida y acertada está siempre dentro de ti.
9. CREER QUE LOS MAESTROS ESPIRITUALES SON AQUELLOS QUE NOS PROVEEN DE LA INFORMACIÓN TEÓRICA


Tendemos a caer muy fácilmente en la creencia de que las personas que nos enseñan son adelantadas y que ya han superado muchas pruebas en su vida. En algunos casos, esto es totalmente cierto; en otros, no. El hecho de que una persona transmita una determinada información no la coloca en ungrado superior. Debes recordar que cualquier forma deidealización o selectividad corresponde al terreno del ego.
Los verdaderos maestros espirituales son aquellos que nos ponen a prueba y vienen disfrazados de hijos, padres, jefes, amigos, enemigos, animales, plantas y demás.
Son aquellos que nos traen problemas. Ellos son los que realmente nos enseñan las lecciones que tenemos que aprender porque nos ponen a prueba.
Todas las religiones del mundo enseñan que Dios es Amor, que vivir con Dios significa expresar Amor a los demás. Algunas personas asisten a templos, iglesias, o escuelas esotéricas, donde reciben esta información, pero luego van a sus casas y se pelean con sus familiares, critican a sus vecinos, odian a sus jefes, a los políticos, a los animales, a individuos de otras razas o culturas. Ellos todavía no han aprendido la lección y la vida los llevará a enfrentarse una y otra vez con la misma situación o personas hasta que aprendan a mostrar amor.
Haciendo una comparación con la enseñanza tradicional, los líderes espirituales o religiosos son los libros que nos dan la información; las personas que nos traen problemas sonlos maestros que nos toman el examen para ver si pasamos la prueba o no. Existe una Ley en el Universo: Todo lo que nos molesta, complica, enreda, o todo lo que odiamos, se nos pega.Esto ocurre hasta que aprendemos a amar la situación.
Entonces, ese problema o esa persona se convierten en el maestro espiritual de ese momento.

10. CREER QUE UNO NO PUEDE ENOJARSE, TEMER, O SENTIR CUALQUIER OTRA EMOCIÓN NEGATIVA POR ESTAR EN EL CAMINO ESPIRITUAL


Esta creencia nos lleva a una gran represión de la ira y de los enojos, que hacen su reaparición más tarde bajo la forma de rencor, crítica o rechazo.
Mientras estamos en el plano terrenal, vivimos las sensacionesy las emociones de este plano.
Algunas de ellas son muy placenteras, otras no.
El tener un conocimiento intelectual acerca de la acción destructiva de ciertas emociones no las hace desaparecer. Uno puede saber lo malo que es el enojo y, sin embargo, no puede evitar enojarse.
En realidad, uno sí puede evitar enojarse, o asustarse o angustiarse, pero eso exige un entrenamiento. Durante dicho entrenamiento, hay momentos en que podemos dominar la rabia y la ansiedad, y otros en los que nada puede calmarnos. Una vez que aparece el enojo, lo mejor es descargarlo de la manera más positiva posible. Es mucho peor reprimirse e intentar decir: Todo está bien en mi mundo, cuando uno internamenteestá sintiendo el deseo primitivo de querer atacar a alguien.
La mayoría de las personas que transitan el terreno espiritualson muy exigentes consigo mismas y pretenden erradicar completamente de sus vidas este tipo de reacciones. Esto no resulta desacertado pero se logra a través de un proceso. Sé amable contigo mismo y, de vez en cuando, date el permiso necesario para maldecir, golpear un almohadón, gritar, llorar y expresar, como mejor te resulte, todas las emociones negativas que te toca vivir.
La mayoría de los errores aquí enunciados están generados por la actitud crítica de nuestro propio ego. El ego no puede desaparecer porque necesitamos de él para actuar en este plano. La solución es ponerlo alineado con nuestro Espíritu.
Amablemente, le podemos decir al ego que: A partir de ahora, deberá seguir las indicaciones de un nuevo Maestro amoroso, amable, paciente y permanente, que nunca juzga y que sabe que siempre estamos haciendo lo mejor que podemos.


Si seguimos las indicaciones de nuestro Maestro Interior, nunca podemos fallar. 
Anónimo.

( Autor Desconocido)

jueves, 18 de marzo de 2010

Juegas todos los días....


Poema 14... 20 Poemas de amor y una canción desesperada

Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día.

A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo
entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces,
cuando aún no existías.

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.
Se desviste la lluvia.

Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.

Tú estás aquí. Ah tú no huyes.
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.

Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas,
y tienes hasta los senos perfumados.
Mientras el viento triste galopa matando mariposas
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.

Cuanto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.

Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.

Pablo Neruda

“Eres un Ser Extraordinario disfrazado de Ordinario”




miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Qué estoy haciendo con mi vida?


Las personas quieren cambiar pero sin abandonar los viejos esquemas rígidos con los que han preformado su vida.
Están fuertemente convencidas de que el cambio debe provenir desde afuera, del profesional, del conferencista, del libro.
Aquellas personas se caracterizan por la constante demanda del tipo: ¡"Dígame qué tengo que hacer para ser feliz!"
Tu lo sabes, yo lo sé: no es fácil vivir en un estado de calma y bienestar.
Tanto circunstancias externas como internas te invitan, permanentemente, a sentir desazón, desasosiego, inquietud, ansiedad, disgusto, fastidio, malhumor, intolerancia, frustración, enojo, momentos depresivos.

Todo lo cual te lleva, como a muchos, a que sintetices esas vivencias con el consabido “me siento mal”.
La gente que tiene una Actitud Mental Positiva no niega la realidad sino que la encara con un espíritu de lucha, de resolver problemas.
Ese “sentirte mal” es una forma que tiene tu esencia divina de avisarte que las cosas no están funcionando como tú lo deseas.
Si, lo sé: la experiencia es dolorosa, sin embargo es el primer gran paso para empezar a cambiar.
Desde la vivencia de malestar podemos interrogarnos y darnos cuenta de lo que nos está pasando.
Pero conocer y admitir nuestras carencias, nuestras faltas, los huecos de nuestra vida no es para nada agradable.
Tomar conciencia de que enfermamos, envejecemos y morimos, de que nuestra existencia tiene un límite, de que aquellos a quienes amamos nos pueden dejar y, de hecho, nos dejan produce angustia.

Reconocernos como seres humanos con todas nuestras imposibilidades nos baja a tierra de un golpe.
Saber que no sabemos y que necesitamos de otros para tantas cosas es una ofensa para nuestra ilusión de creernos completos.
Percatarnos de nuestro deslizamiento por el tiempo y compararnos con nuestras fotos de diez años atrás, observar que muchos de los que aparecen ya no están,comprender que toda una época terminó, los invita a hacer un balance en donde hay mucho de pérdida, de falta, de oportunidades que dejamos y de renuncias a nuestros propios deseos para satisfacer el deseo de algún otro.
Muchas de esas carencias se mantienen y, si se toma conciencia de ellas, podemos preguntarnos. ..
¿Qué estoy haciendo con mi vida?

Aquellos que poseen una Actitud Mental Positiva no se sienten mal por sentirse mal.
Admiten que un estado temporario de mal estar es sentir de acuerdo con la situación que lo origina.
Y desde ese "sentirse mal", admiten tener una dificultad, un problema, un imprevisto y hacen todo lo que tienen a mano para resolver la cuestión.
Es decir, aceptan la situación desagradable y hacen lo que tienen que hacer para producir un cambio.

Ramiro Calle

El instante mágico


 Es necesario correr algunos riesgos. Sólo entendemos adecuadamente el milagro de la vida cuando permitimos que lo inesperado se manifieste. Todos los días Dios nos da – junto con el sol – un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. Todos los días intentamos fingir que no vemos este momento, que no existe, que hoy es igual que ayer y mañana será igual que hoy. Pero el que presta atención descubre el instante mágico. Puede esconderse en el momento de meter la llave en la cerradura, ya por la mañana, o en el silencio que sigue a la cena, o en cualquiera de las mil y una cosas que nos parecen repetidas. Ese momento existe – un momento en el que toda la fuerza de las estrellas nos atraviesa y nos permite hacer milagros. La felicidad es a veces un don, pero generalmente es una conquista. El instante mágico nos ayuda a cambiar, nos empuja en la dirección de nuestros sueños.
Vamos a sufrir, vamos a pasar por momentos difíciles, vamos a enfrentar muchas desilusiones, pero todo eso es pasajero, inevitable, y acabaremos enorgulleciéndonos de las marcas señaladas por todos los obstáculos. En el futuro, podremos mirar hacia atrás con orgullo y fe. Pobre del que tuvo miedo de correr riesgos. Porque tal vez no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que tienen un sueño que cumplir. Pero cuando mire hacia atrás – porque siempre se acaba mirando hacia atrás – va a escuchar a su corazón diciendo: “¿Qué hiciste con los milagros que Dios sembró a lo largo de tus días? ¿Qué hiciste con los talentos que tu Maestro te confió? Los enterraste bien hondo en una fosa, porque tenías miedo de perderlos. Por lo tanto, esta es tu herencia: la certeza de que desperdiciaste tu vida”.
Pobre del que llega a escuchar estas palabras. Porque entonces creerá en los milagros, pero los instantes mágicos de su vida ya habrán pasado. Tenemos que escuchar al niño que fuimos un día, y que aún existe en nuestro interior. Este niño sabe de instantes mágicos. Podemos sofocar su llanto, pero no podremos acallar su voz.
Si no nacemos de nuevo, si no volvemos a mirar la vida con la inocencia y el entusiasmo de la infancia, la vida deja de tener sentido. Existen muchas maneras de suicidarse. Los que intentar asesinar su cuerpo ofenden a la ley de Dios. Los que procuran matar su alma también ofenden a la ley de Dios, aunque su crimen resulte menos visible a los ojos de los hombres.
Pongamos atención en lo que nos dice el niño que llevamos guardado en el pecho. No nos avergoncemos por su causa. No debemos dejar que tenga miedo por estar solo o porque casi nunca lo escuchamos. Vamos a permitir que tome un poco las riendas de nuestra existencia. Este niño sabe bien que cada día es diferente del anterior. Vamos a hacer que se sienta nuevamente querido. Vamos a agradarlo, aunque eso signifique actuar de maneras algo insólitas para nosotros mismos, aunque los demás consideren que estamos haciendo tonterías.
Recuerden que la sabiduría de los hombres Dios la ve como locura. Si escuchamos al niño que tenemos en el alma, nuestra mirada volverá a brillar. Si no perdemos el contacto con este niño, no perderemos el contacto con la vida.
Amor.
Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en el medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden completamente su importancia y sólo existe aquel momento y aquella increible seguridad de que todas las cosas debajo del sol fueron escritas por la misma mano. La mano que despierta el amor y quer hizo un alma gemela para cada persona que trabaja, descansa y busca tesoros debajo del Sol. Porque sin esto, no tendrían ningun sentido los sueños para la raza humana.
Paulo Coelho



martes, 16 de marzo de 2010

La carga de la diosa



Escuchad las palabras de la Gran Madre, quien en tiempos remotos fue llamada entre los hombres Artemisa, Astarte, Atenea, Dione, Melusine, Afrodita, Cerridwen, Cibeles, Arianhord, Isis, Diana, Bride y por muchos otros nombres; y en cuyos altares las juventudes de Lacedemonia en Esparta hacían los rituales correspondientes:

Cuandoquiera que tengais necesidad de algo, una vez al mes, y preferentemente cuando la Luna esté llena, os reuniréis en algún lugar secreto y adorareis mi Espíritu, pues soy Reina de todas las brujas.

Allí os reuniréis, aquéllos que buscáis conocimiento pero no habéis sondeado sus secretos más profundos; puesto que yo os enseñaré lo que os es aún desconocido.Y seréis libres de toda esclavitud; y como símbolo de libertad iréis desnudos en vuestros ritos; y habréis de danzar, cantar, festejar, y amaros, todo en alabanza mía; Pues mío es el éxtasis del espíritu, y el goce en la tierra.

Y mi Ley es el amor a todos los seres.  Mantened puro vuestro mayor ideal, avanzad siempre hacia él, no permitiendo que nada os detenga u os desvíe del camino. Puesto que mía es la puerta secreta que abre la Tierra de la Juventud, y míos son el cáliz del vino de la vida, y el caldero de Cerridwen, el Sagrado Grial de la inmortalidad. Yo soy la Diosa de la Gracia, que obsequia el goce a los corazones de los hombres.

En la tierra, yo otorgo el conocimiento del espíritu eterno, y más allá de la muerte, doy paz y libertad, y reunión con quienes han partido antes. No demando nada en sacrificio, pues yo soy madre de todo lo viviente, y mi amor lo vierto en la Tierra.

Atended a las palabras de la Diosa de las Estrellas, el polvo de cuyos pies conforma los cielos, y cuyo cuerpo circunda el Universo:


Soy la belleza de la Tierra verde, y la blanca Luna entre las estrellas; soy el misterio de las aguas, y el deseo en el corazón del hombre. Alzáos y venid hacia mí.

Pues soy el alma de la Naturaleza, que da vida al Universo. De mí todas las cosas proceden, y a mí deben retornar; y ante mi rostro, amado por Dioses y hombres, permitid que vuestro Ser Divino interior se envuelva en el éxtasis del Infinito.

Que la adoración hacia Mí esté en el corazón de quien se regocija; pues ved que todos los actos de amor y placer son Mis rituales.

Y que de este modo haya belleza, y fuerza, poder y compasión, honor, humildad y reverencia en vuestro interior.

Y vosotros que me buscáis, sabed que vuestro deseo y búsqueda no serán satisfechos a menos que conozcáis el misterio: que si aquello que buscáis no lo encontráis en vuestro interior, jamás lo encontraréis fuera.

Sabed que, para protegeros, he estado con vosotros desde el comienzo; y que soy aquello que está ligado al final del deseo.

DOREEN VALIENTE

lunes, 15 de marzo de 2010

La amistad sana es condicional



Tenemos muy arraigada una idea cristalizada sobre la amistad. Algo que fue más repetido por herencia cultural que por convicción, y lo decimos con frecuencia como un verdadero axioma:
El amigo tiene que ser incondicional.
Y yo, aquí, voy a disentir totalmente. Voy a provocar (sin buscarlo ni quererlo) una serie de objeciones de los más ortodoxos o seguidores de máximas y mandatos sociales. Esa gente “fotocopiada”, que vive cumpliendo con el manual de conducta heredado, más que siguiendo su convicción, como si lo que le enseñaron alguna vez, fuera un mandamiento divino que hay que cumplir so pena de ser castigado por los dioses.
La amistad sana es condicional. Responde a ciertas condiciones, porque debe preservar un derecho indiscutible e individual: ser cómo cada cual decida, sienta o elija ser como amigo.
De lo contrario, le estaríamos imponiendo una obligación caprichosa y una rigurosidad que sólo parte de nuestro deseo o idea “idealizada” de la amistad. Cada amigo es cómo es y da lo que puede y como puede en forma parcial. Y está muy bien. No es nuestro esclavo. Ni un sirviente. No está en falta, no está mal ni en deuda de reciprocidad con nosotros porque le tenemos afecto. Él es sincero con lo que siente, no se obliga, se respeta a sí mismo antes que a nosotros, y esa es una prueba de su dignidad moral primigenia, incontaminada.
No se deja llevar de la nariz. Hace uso de un derecho absolutamente merecido por su autodeterminación, más noble que el sometimiento a las reglas de los hipócritas.
Esa persona que elige ayudar o no, colaborar o abstenerse, no es inferior en méritos a la Madre Teresa de Calcuta. Es otro y no necesita ser una réplica del insigne personaje, tan admirable, que nombré. No tiene que parecerse, ni siquiera sufrir por no acercarse a ese apostolado. Cada uno siente y hace según sus propios valores y lo que le dicta el corazón, pero siempre debe ser con mesura y el apoyo valioso de la razón equilibrada y no por el apasionamiento insensato y primario del que dice que da “todo” y después reclama por muy poco.
Mi visión de la amistad, una cualidad o virtud desinteresada que entiendo como muy hermosa, dista sin embargo, de ser la convencional. Hace tiempo que no pretendo, ni pido, ni me enoja que un amigo no responda o me niegue algo. Eso me hace crecer, me recuerda la dignidad humana, la libertad individual que siempre debe estar antes que la obligación colectiva.
Y si me perdonan, les hago una confesión personal:ya hace mucho que no hago nada que contraríe mi sentir. Aún a riesgo de “quedar mal”, de que me tilden de “egoísta” o que el solicitante del favor, se “enoje” conmigo. Es su problema. No mi falta. Es su postura inflexible e interesada, no mi sinceridad insobornable, la que estuvo en juego.
Y así duermo en paz, sin problemas de conciencia.
Aprendamos a pedir o esperar menos de la amistad y no seremos defraudados. Nadie da algo bueno si lo hace forzado por una u otra razón del convencionalismo social o moral.
Termino esta reflexión afirmando que para mí, la amistad sana es condicional. Puedo escuchar otras opiniones en desacuerdo, pero les aseguro, mis queridos amigos, que no cambiarán mi convicción.
(¡Ah… les di todo lo que pude en esta entrada, no me pidan más!).
Anónimo