viernes, 30 de abril de 2010

La paz que busco





     No estoy en una época de muchas palabras...de recibir mucha infomación. Siento que con las que tengo son suficientes...incluso estoy deshaciéndome de muchas de ellas. Sé que en un momento pueden ser fundamentales y ayudarte...... sobretodo en los despistes que todos tenemos.
    Mi viaje no tiene retorno y definitivamente voy hacia adentro no hacia afuera. 
¡Qué de palabras bonitas....biensonantes...que son sólo palabras!.
    Sólo basta con detenerse, pararse y no querer llegar a ningún lado, a ninguna meta.    
   No es fácil porque parece que siempre tenemos que conseguir algo más.....incluso también la necesidad de ser más espirituales.....de llegar a no se sabe donde...siempre más y más.
   Tenemos tan metida dentro la idea de acumular que queremos acumularlo todo.            
   Cuando hablas con alguien, parece que te valora más si has estado en muchos lugares, has hecho muchos cursos, has leido mucho, has probado mucho....sabes de todo mucho. Si no es así...como que te dejan de lado.
   Nadie te pregunta por tu proceso interno, por cuantas sonrisas has dado hoy, cuanta ternura...cuanto amor...cuantos pájaros o cuantas estrellas has contado en el firmamento.
   Soy vulnerable...totalmente vulnerable.....por eso muchas veces ni yo misma me entiendo. ¿Será que me estoy queriendo hacer la fuerte?. ¿Será que no acabo de asimilar las cosas porque no quiero entrar en profundidad en ellas?. ¿Será que pienso que todo está bien y es sólo una fachada y tendré que pagar un precio por esto?. Intento ir al fondo...siempre intento ir al fondo, porque siento que el ego es muy astuto y siempre se las arregla para entrar por algún lado.
   La única medida que tengo para saber si voy bien soy yo misma. ¿Cómo me siento?. Me quedaría totalmente absorta en la mirada de ese bebé.
   Es la paz que busco...pero que no está constantemente en mi vida. Es como si estuviera buscando a Dios en todo y quisiera encontrarlo en un abrazo profundo....sin palabras. 
Y que Dios me dejara apoyar mi cabeza en su hombro...también sin palabras.... y que de una vez todas mis lágrimas limpiaran profundamente mi alma.
mária

Miedo


La palabra Miedo proviene del término latino Metus. Se trata de una pertubación angustiosa del ánimo por un riesgo real o imaginario. el concepto tambien hace referencia al recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea. Para la biología es una emoción necesaria para la supervivencia, pues nos hace responder a situaciones adversas con rapidez y eficacia. Para la psicología es un estado afectivo y emocional, necesario para la adaptación al medio.
 
Todo esto está bien cuando nos enfrentamos al miedo real, pero la mayoría de las veces es imaginario. El miedo es esa emocion tan poderosa, tan arraigada dentro de uno, que muchas veces nos impide disfrutar nuestra vida con naturalidad. ¿Cuantas cosas dejamos de hacer por miedo....?. Miedo a si me caigo, si me rompo, si que va a decir el que tengo al lado....qué van a pensar los demás.....que me va a esperar si dejo esto que ya conozco????. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo a todo, Miedo a la vida y ese miedo te paraliza.
Incluso existe un miedo todavía mas absurdo, que nos asalta cuando estamos bien y seguimos invitando al Miedo a que entre en nuestra vida. ¿Y si "mañana" me caigo, me rompo, me roban, me hacen daño???.
Y dejas de ser tú, para dejar que él gobierne tu vida. Vives en función de él. Esto sucede porque continuamente estamos proyectándonos hacia el futuro, no estamos viviendo lo que nos toca vivir a cada momento. ¿y qué pasará "mañana" si hoy estoy viviendo esto..haciendo esto.....sintiendo esto?. ¿Donde me va a llevar...?. No podemos seguir proyectándonos eternamente porque nos estamos perdiendo la vida. Lo que hago, lo que digo, lo que siento, lo estoy viviendo Ahora y el ahora es como es, perfecto. ¿Tienes miedo de algo que estás viviendo Ahora, en este instante?. Es imposible, porque el miedo es una proyección.
Estoy aprendiendo a liberarme de él y esto pasa desde los grandes miedos ancestrales hasta los cotidianos...mas pequeños....más humanos. No me gustan los cerrojos, las llaves, las vallas. Todo aquello que indica e implica miedo. Cuando me vine a vivir aquí, todo estaba abierto....no había barreras. Empezaron por si.....(ese por si es el miedo en su estado más puro) entran, por si roban, por si se cuelan en la piscina, por si, por si.... Ahora hay vallas, candados, carnets, guarda de seguridad.  Por donde voy pasando voy dejando todo abierto, abierto, abierto......
Me dieron la oportunidad de hacer un curso de buceo. en principio se me encogió todo y pensé...cómo me puedes hacer esto amí......cómo supero mi claustrofobia?....cómo voy a respirar debajo del agua....? por qué este reto...?. Pero en lo más hondo de mí algo decía...¿cómo vas a perderte este regalo que te trae la vida.....por Miedo????. Y respiré bajo quince metros de agua. Y vi otro mundo de peces, corales, silencio......Y agradecí ese regalo que no me quise perder, enfrentándome al miedo.
¿Quién ha dicho miedoooooo?. Esta vida es de los valientes, de los que arriegan, de los que tienen la osadía de vivir sin proyectarse. ¿Y qué pasa si te caes, si te rompes, si dicen, si piensan...?. No pasa nada...y el riesgo de vivir así merece la pena. Vivirás sin haberte perdido nada.
mária

Dejarnos llevar



Así como el agua busca el mar, la energía que nos mueve tiene un trayecto, siempre buscando nuestra evolución. Especialmente en estos tiempos, la energía nos prepara para que demos un gran salto. ¿Cómo nos prepara? Vaciándonos la mochila. ¡Cómo podríamos saltar con tanto peso!
Y por eso la energía nos lleva de la mano hasta que nos animemos a soltar todos los miedos, o al menos los que más nos pesan.
La energía nos nueve de un lugar a otro (parece que nos echaran, nos rechazaran, que no nos permitieran pasar…), nos saca de las manos lo que estamos listos para dejar ir (y a veces lo que no estamos listos porque estamos aferrados por miedo, pero no lo necesitamos), nos hace dar giros hasta marearnos para que soltemos, dejemos de resistirnos y nos entreguemos. Para que nos dejemos llevar. ¡Qué miedo tenemos de dejarnos llevar!
Cuando la energía comience su juego, si no sabemos qué hacer, lo mejor en no hacer nada. No resistirse con enojos ni tratar de cambiar lo que sucede. Simplemente, nos dejemos llevar.
Lo que la energía "nos hace perder", en realidad en una ganancia. Nos hace perder creencias, hábitos, ilusiones, objetos, personas…pero lo único que perdemos es el apego. Y esa pérdida es una ganancia.
Confiemos a entregarnos a la energía. Cuando la danza se trabe o perdamos el paso, respiremos profundo y sigamos bailando. Este es el momento de bailar. Es lo que nos toca.
Julio Bevione

jueves, 29 de abril de 2010

De chocolate



    Aquella noche, el cuerpo de Eva se volvió de chocolate, 
Adán, atraido por su olor no pudo más que devorarla.
Lo que él no sabía, era que el bombón también se hizo con azucar.
Lo que ella no sabía, era que él, era adicto al azucar.
           Desde entonces, el paraiso siempre huele a chocolate y a fogones encendidos.

  

¿Qué es un santo?




"Un santo es alguien que ha alcanzado una remota posibilidad humana. Es imposible decir cuál es esa posibilidad. Creo que tiene algo que ver con la energía del amor.
El contacto con esta energía resulta en el ejercicio de una especie de equilibrio en el caos de la existencia. Un santo no disuelve el caos; si lo hiciera, el mundo habría cambiado hace mucho tiempo. No creo que un santo disuelva el caos ni siquiera para él mismo, porque hay algo arrogante y guerrero en la noción de un hombre poniendo en orden al universo. Es una especie de equilibrio que es su gloria. Él monta sobre los obstáculos como un esquiador de altura. Su ruta es la caricia de la montaña. Su sendero es un dibujo de la nieve en un momento de su acuerdo particular con el viento y la roca. Algo en él ama tanto al mundo que se da a sí mismo a las leyes de la gravedad y el azar. Lejos de volar con los ángeles, él sondea con la fidelidad de la aguja de un sismógrafo el estado del sólido paisaje sangriento. Su hogar es peligroso y finito, pero se siente en casa en el mundo. Puede amar la forma de los seres humanos, las finas y retorcidas formas del corazón. Es bueno tener entre nosotros a esos hombres, esos equilibrantes monstruos del amor."
                                                     Leonard Cohen

         De http://silenciosa-mente.blogspot.com/

Como se aman dos seres de luz en sus cuerpos físicos




miércoles, 28 de abril de 2010

El Festival Wesak Miércoles 28 de Abril de 2010. (Plenilunio de Tauro)



 
El Festival de Wesak forma un punto de cohesión para quienes, en síntesis y simbólicamente, se unen en meditación y en pensamiento reflexivo como representantes tanto del Reino de Dios como de la humanidad. Establece una solidaridad fáctica entre los acercamientos Orientales y Occidentales a un entendimiento superior, porque tanto el Cristo como el Buda están presentes y activos durante este ciclo anual.

El Fe
stival de Wesak
es un Festival de Luna Llena universal, o planetario, para gentes de todas las creencias. Es un elevado punto de inspiración para el trabajo del año venidero. Todos pueden cooperar en la conciencia en este flujo singularmente disponible de energías espirituales. Todos pueden participar en la meditación y en el esfuerzo por expresar una hermandad práctica como forma de vida. El valor de semejante servicio grupal unido, en el alineamiento con el Cristo y el Buda y las Fuerzas de Iluminación, es obvio e inspirador. Mediante el empleo del mantram o plegaria mundial, la Gran Invocación, las energías disponibles pueden invocarse magnéticamente y ponerse, literalmente, al alcance de la conciencia humana:

 LA GRAN INVOCACIÓN 
 
Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

Un cuento que explica los mecanismos de la proyección



 Un cuento que explica los mecanismos de la proyección (Alejandro Jodorowsky)

Frases de Alejandro Jodorowsky sobre la proyección:
“Quien siembra proyecciones cosecha enfermedades”. Todo lo que no acepto de mí mismo, lo proyecto fuera. “Todo lo que criticamos del exterior es aquello que no nos gusta de nosotros mismos. El mundo es como un espejo que nos refleja”.

¿Este mecanismo de proyección funciona con los objetos?
También nos podemos proyectar en objetos. Si mi abuelo se emborrachaba bebiendo vodka en un tipo de vaso de estos, lo veo y entro en un ataque de pánico, me da urticaria. Para ti este vaso será otra cosa. Proyectamos en los objetos nuestra historia.
Por eso en la psicomagia se usan objetos. Porque son metáforas sobre los que proyectamos los conflictos.
Yo iba a mi casa cargado de objetos, para ver si era posible a través de la metáfora tocar códigos profundamente inmersos en mi cerebro que no puedo tocar a través de la palabra.

Un cuento que explica los mecanismos de la proyección

Se trataba de un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior. Se sentó a la orilla de un camino y, de manera natural, entró en éxtasis. Estaba en tan elevado estado de consciencia que se encontraba ausente de todo lo circundante.
Poco después pasó por el lugar un ladrón y, al verlo, se dijo: “Este hombre, no me cabe duda, debe ser un ladrón que, tras haber pasado toda la noche robando, ahora se ha quedado dormido. Voy a irme a toda velocidad no vaya a ser que venga un policía a prenderle a él y también me coja a mí”. Y huyó corriendo.
No mucho después, fue un borracho el que pasó por el lugar. Iba dando tumbos y apenas podía tenerse en pie. Miró al hombre sentado al borde del camino y pensó: “Éste está realmente como una cuba. Ha bebido tanto que no puede ni moverse”. Y, tambaleándose, se alejó.
Por último, pasó un genuino buscador espiritual y, al contemplar al yogui, se sentó a su lado, se inclinó y besó sus pies. Así como cada uno proyecta lo que lleva dentro, así el sabio reconoce al sabio.

Los peldaños del amor



Al principio uno ama solamente cuando es amado.
A continuación, uno ama espontáneamente pero quiere ser amado a cambio.
Más tarde, uno ama incluso cuando no es amado pero todavía quiere que su amor sea aceptado.
Y al final uno ama pura y simplemente sin ninguna otra necesidad ni alegría más que las de amar. 
  Te sientes solo porque quieres ser amado. Aprende a amar sin pedir nada a cambio, amar sólo por la alegría de amar (la más maravillosa alegría del mundo) y nunca más te sentirás solo.
La Madre
(Boletín Centro Internacional de Educación del Ashram de Sri Aurobindo)

martes, 27 de abril de 2010

Los círculos de mujeres



ENTREVISTA A JEAN SHINODA BOLEN

Todo lo que ha aprendido lo ha explicado en sus más de treinta libros. En El millonésimo círculo nos propone que formemos círculos de mujeres. “Un círculo digno de confianza tiene un centro espiritual, un respeto hacia los límites y una poderosa capacidad de transformar a las mujeres que lo constituyen.” Pero llega más lejos cuando dice que los círculos de mujeres pueden acelerar el cambio de la humanidad. Está convencida de que la era patriarcal toca a su fin.

Jean Shinoda Bolen tiene 68 años. Es de familia japonesa y nació y vive en Los Ángeles. Doctora en Medicina, analista junguiana y profesora de Psiquiatría en la Universidad de California, está divorciada y tiene dos hijos. Cree que Iraq es Vietnam repetido una y otra vez, y que es una pena que tengamos que aprender a través de tanto sufrimiento. Dice que la espiritualidad une y las religiones dividen.

-¿Quejarse es perder el tiempo?

-¿Claro!

-Hay mucho que aprender...

-Por eso a mi me interesan las mujeres maduras, con humor y activas. A partir de los 40 años empieza lo mejor si eres capaz de darte cuenta de la cantidad de cualidades potenciales que hay dentro de ti. Entonces te entran ganas de convertirte en bruja.

-No se yo...

-Se lo diré de otra manera: una bruja es una persona con poder personal.

-Eso me gusta.

-Las brujas sabias dicen la verdad con compasión, y no comulgan con lo que no les gusta, pero no tienen la rabia de las mujeres más jóvenes. Algunos hombres excepcionales pueden llegar a ser brujas, los que tienen compasión, sabiduría, humor y no están supeditados al poder.

-¿Algo más?

-Sí. Las brujas sabias son capaces de mirar hacia atrás sin rencor ni dolor; son atrevidas, confían en los presentimientos, meditan a su manera, defienden con firmeza lo que más les importa, deciden su camino con el corazón, escuchan su cuerpo, improvisan, no imploran, ríen, y tienen los pulgares verdes.

-¡...!

-Quiero decir que tienen mano con las plantas. Y también con los animales. Primero aprenden a amar lo que hacen, luego alientan a otros al crecimiento. Saben reconocer lo frágil y lo que tiene valor, y también lo que debe ser podado.

-¿Hay que esperar a la vejez para ello?

-Cuanta más edad, más camino aprendido. La observación compasiva de la vida de los demás te enseña mucho, y las mujeres sabias se pasan mucho tiempo observando. Algunas mujeres, muy pocas, son sabias a partir de los 30 o 35 años; esas a los 60 son increíbles.

-¿Qué nos quiere transmitir?

-Que las mujeres tienen la oportunidad de cambiar el mundo en las próximas décadas. Pero que si no lo hacen ya, probablemente ya no lo harán.

-¿Por qué dice eso?

-Tras el extremo feminismo de los 70, ahora el péndulo se haya en el centro por eso tenemos que aprovechar este momento. Las mujeres que se lo permiten pueden hoy llegar al equilibrio, a ser completas, fuertes y vulnerables al mismo tiempo.

-¿Un camino colectivo?

-Por supuesto. No tengo la menor duda de que un pequeño grupo comprometido puede cambiar el mundo. En realidad, así ha sido hasta ahora.

-¿Y cuál es el secreto para lograrlo?

-El millonésimo círculo. Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. Simplemente escuchando los problemas, anhelos y miedos de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres fuerza.

-Perdone, pero por qué en un círculo.

-Cuando uno está sentado en círculo y en silencio se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador. Yo pertenezco a uno desde hace 18 años: encendemos una vela, guardamos silencio, contamos lo que nos preocupa, debatimos, y juntamos nuestras energías con un propósito.

-¿Convocan el poder interior?

-Interior y exterior. La espiritualidad, la física cuántica y el budismo dicen lo mismo: Todo y todos estamos interconectados y por tanto lo que cada uno haga influye en el mundo. Los círculos de mujeres transforman el mundo a través de la activación del campo mórfico de la teoría de Rupert Sheldrake.

-¿El centésimo mono?

-Sí, este biólogo desarrolló la hipótesis de que cuando una masa crítica de monos llega a un determinado conocimiento, este se transmite de forma intuitiva e instantánea a todos los miembros de su especie.. Del mismo modo, un número crítico de círculos de mujeres puede activar las cualidades femeninas tan necesarias para que el mundo cambie.

-¿Porqué no círculos mixtos?

-Entre mujeres hay una conexión natural. Algunos estudios evidencian que cuando una mujer que sufre estrés habla con otra mujer, ambas liberan la hormona de la maternidad que provoca que el estrés descienda.

-Curioso..

-Si las mujeres estuvieran implicadas en los procesos de paz, todo sería más fácil, ¡pero si los que la negocian son machos alfa...!

-¿Qué ocurre cuando se encuentran un hombre y una mujer estresados?

-Cuando un hombre estresado se encuentra con otro, segregan testosterona, que provoca huída o enfrentamiento. Pero si ese mismo hombre se encuentra con una mujer que le comprende, una bruja sabia, su adrenalina baja y su autoestima sube. Y basta solamente con que se siente a su lado.

-Es bonito eso que dice.

-Estamos llenas de recursos poderosísimos a los que no prestamos atención, como por ejemplo el conocimiento intuitivo. Estos conocimientos se pueden desarrollar en los círculos.

-¿Que camino interior propone?

-Sea auténtica, sea consecuente con su persona interior y averigüe qué quiere hacer con su preciosa vida. Desde fuera intentarán contestar por usted a las preguntas esenciales, no lo permita. Desvele qué tipo de arquetipo domina en usted.

-¿A qué se refiere?

-Sus patrones internos, que yo resumo en siete arquetipos de diosa. Cada mujer tiene dos o tres dominantes, que van desde la autónoma Artemisa y la fría Atenea, hasta la nutritiva Deméter, la creativa Afrodita, o Hera, la diosa del matrimonio. (Nota de la redacción: Podéis hacer este trabajo con su libro Las diosas de cada mujer)..

-No será tan simple.

-No. Pero si podemos llevar una vida en la que el arquetipo dominante y nuestro rol en la vida coincidan, nos sentiremos satisfechas.


Fuente: Entrevista publicada en La Vanguardia

Hoy puedo estar contigo



Hoy puedo estar contigo
He deseado para ti todo el bien
y me acompaña la bondad del amor.
A ti te debo gozar en soledad
la compañía más difícil del hombre,
la que tiene consigo mismo.
No me causa miedo reconocerme,
ni busco a nadie, no.
Le has dado a mi semblante sin saberlo
una luz interior que me hace fuerte,
para vencer mayores soledades.
 

Manuel Altolaguirre

Aprender a soltar, como parte del camino





Imagina que estas frente a una gran escalera, está junto a ti esa persona que es importante para ti (novi@, espos@, amig@, etc.), y estáis fuertemente cogidos de la mano.
Mientras estáis en el mismo nivel, todo está perfecto, es agradable. De pronto, tu subes un escalón, pero esa persona no, esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial. Ok no hay problema, es fácil aun así estar cogidos de las manos.
Pero tu subes un escalón más, y esa persona se niega a hacerlo, las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio. Subes un escalón más, y ahora el tirón es fuerte, ya no es agradable y empiezas a sentir que frena tu avance, pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla.
Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel, así que se mantiene en su posición inicial. Subes otro escalón, y ya ahí si es muy difícil mantenerte unido. Te duele, y mucho. Luchas entre tu deseo de que esa persona suba, de no perderla, pero tu ya no puedes ni quieres bajar de nivel.
En un nuevo movimiento hacia arriba, viene lo inevitable, y os soltáis de las manos. Puedes quedarte ahí y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga, que te acompañe, puedes incluso ir contra todo tu ser y tú mismo bajar de nivel con tal de no perderle, pero después de esa ruptura en el lazo, ya nada es igual, así que por más doloroso y difícil que sea, entiendes que no puedes hacer mas que seguir avanzando, y esperar que algún día, volváis a estar al mismo nivel.
Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior, en ese proceso, en ese avance pierdes muchas cosas: pareja, amigos, trabajos, pertenencias, todo lo que ya no coincide con quien te estás convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estas accediendo.
Puedes pelearte con la vida entera, pero el proceso es así. El crecimiento personal es eso, personal, individual, no en grupo, puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tu, pero es importante que seas consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.
Llega un momento, en tu escalera hacia convertirte en una mejor persona, en que puedes quedarte solo un tiempo. Y duele, claro que duele, y mucho. Pero luego, conforme vas avanzando, te vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti, personas que gracias a su propio proceso, están en el mismo nivel que tu y que si tú sigues avanzando, ellos también.
En esos niveles de avance ya no hay dolor, ni apego, ni sufrimiento, hay amor, comprensión, respeto absoluto.
Así es nuestra vida amigos, una infinita escalera, donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tu, y si alguien cambia, la estructura se acomoda. De hecho, cada personalidad, ocupa un distinto nivel que los demás, así cada pedazo de verdad, formará una verdad absoluta, de hecho ya es así. Así que sería egoísta, poner al mismo nivel a la eternidad.
A mi, particularmente, me costó mucho soltarme, aun después de una fuerte ruptura, seguía mirando para atrás, esperando un milagro. Y el milagro apareció, pero no de la manera en que yo hubiera supuesto, apareció bajo otros nombres, otros cuerpos, otras actividades, perdí a una amiga, y gané a 20 mas, perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener más de lo que soñé alguna vez, perdí un vehículo que no me gustaba y ahora conduzco el coche de mis sueños, perdí a un hombre al que creí amar, para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida, ni siquiera podía soñarlo hace unos cuantos meses.
Cada pérdida, cada cosa que desaparece, es porque así tiene que ser. Déjalas ir, y prepárate para todo lo bueno que llega a tu vida, tu sigue avanzando y confía, porque esta escalera es mágica y si no me crees, ¿porque no lo compruebas por ti mism@?


Gracias Rosa

lunes, 26 de abril de 2010

El guerrero de la luz lleva en sí la centella de Dios






Su destino es estar junto con otros guerreros, pero a veces necesitará practicar solo el arte de la espada; por eso, cuando está separado de sus compañeros, se comporta como una estrella.

Ilumina la parte del Universo que le fue destinada, e intenta mostrar galaxias y mundos a todos los que miran al cielo.
La persistencia del guerrero será en breve recompensada. Poco a poco, otros guerreros se aproximan y los compañeros se reúnen en constelaciones, con sus símbolos y sus misterios.

Un guerrero de la luz nunca olvida la gratitud.
Durante la lucha, fue ayudado por los ángeles; las fuerzas celestiales colocaron cada cosa en su lugar y permitieron que él pudiera dar lo mejor de sí.
Los compañeros comentan: “¡Qué suerte tiene!”. Y el guerrero a veces consigue mucho más de lo que su capacidad permite.
Por eso, cuando el sol se pone, se arrodilla y agradece el Manto Protector que lo rodea.
Su gratitud, no obstante, no se limita al mundo espiritual; él jamás olvida a sus amigos, porque la sangre de ellos se mezcló con la suya en el campo de batalla.
Un guerrero no necesita que nadie le recuerde la ayuda de los otros; él se acuerda solo y reparte con ellos la recompensa.

De aquí en adelante – y por algunos centenares de años – el Universo ayudará a los guerreros de la luz a boicotear a los prejuiciosos.
La energía de la Tierra necesita ser renovada.
Las ideas nuevas necesitan espacio.
El cuerpo y el alma necesitan nuevos desafíos.
El futuro se transformó en presente, y todos los sueños – excepto los que contienen prejuicios – tendrán oportunidad de manifestarse.
Lo que haya sido importante, permanecerá; lo inútil, desaparecerá. El guerrero, sin embargo, no está encargado de juzgar los sueños del prójimo y no pierde tiempo criticando las decisiones ajenas.
Para tener fe en su propio camino, no necesita probar que el camino del otro está equivocado.

Todo guerrero de la luz ya tuvo alguna vez miedo de entrar en combate.
Todo guerrero de la luz ya traicionó y mintió en el pasado.
Todo guerrero de la luz ya recorrió un camino que no le pertenecía.
Todo guerrero de la luz ya sufrió por cosas sin importancia.
Todo guerrero de la luz ya creyó que no era un guerrero de la luz.
Todo guerrero de la luz ya falló en sus obligaciones espirituales.Todo guerrero de la luz ya dijo sí cuando quería decir no.
Todo guerrero de la luz ya hirió a alguien a quien amaba.

Por eso es un guerrero de la luz; porque pasó por todo eso y no perdió la esperanza de ser mejor de lo que era.
Un guerrero de la luz comparte su mundo con las personas que ama.
Procura animarlas a hacer lo que les gustaría pero no se atreven; en estos momentos, el adversario aparece con dos tablas en la mano.
En una de las tablas, está escrito: “Piensa más en ti mismo. Conserva las bendiciones para ti mismo, o acabarás perdiéndolo todo.”
En la otra tabla, lee: “¿Quién eres tú para ayudar a los otros? ¿No será que no consigues ver tus propios defectos?”
Un guerrero sabe que tiene defectos. Pero sabe también que no puede crecer solo, distanciándose de sus compañeros.
Entonces arroja las dos tablas al suelo, aún reconociendo que tienen un fondo de verdad. Ellas se transforman en polvo, y el guerrero continúa animando a quien está cerca.
El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra.
En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias. Acepta sin protestar que las piedras del camino tracen su rumbo a través de las montañas.
En esto reside la fuerza el agua; jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más poderosa espada del mundo es incapaz de dejar una cicatriz sobre su superficie.
El agua de un río se adapta al camino más factible, sin olvidar su objetivo: el mar. Frágil en su nacimiento, lentamente va adquiriendo la fuerza de los otros ríos que encuentra.
Y a partir de un determinado momento, su poder es total.Para el guerrero de la luz, no existe nada abstracto.
Todo es concreto, y todo le concierne. Él no está sentado en el confort de su tienda, observando lo que sucede en el mundo; acepta cada desafío como una oportunidad que se le presenta para transformarse a sí mismo.
Algunos de sus compañeros pasan la vida criticando la falta de elección, o comentando las decisiones ajenas. El guerrero, sin embargo, transforma su pensamiento en acción.
Algunas veces yerra el objetivo, y paga, sin protestar, el precio de su error. Otras veces se desvía del camino, y pierde mucho tiempo regresando al destino original.
Pero un guerrero no se distrae.
 

Tomado del Libro "Manual del guerrero de la Luz"
Del blog "El ojo de Horus":

Diez maneras de agravar un problema





 Teniendo en cuenta que los problemas, por pequeños que sean, se nos pueden salir de las manos si no los confrontamos eficazmente, es útil tener en mente los siguientes diez consejos de qué actitudes no asumir para solucionarlos:  
1. No ser consciente de que las cosas casi nunca resultan tal y como fueron planeadas.  Tal perfeccionismo conduce sin duda alguna hacia la frustración perpetua.

 2. Sentirse mal y decidir que es lógico tener que preocuparse y angustiarse.  Esto no ayuda a resolver una situación, mientras sí contribuye a ampliar la percepción de responsabilidad, así como el nivel de estrés. 

3. Creer que no triunfar es lo mismo que fracasar rotundamente.  Por medio de tal mentalidad se agotará toda motivación.

 4. Reaccionar con irritación y rabia.  Así no se logrará otra cosa que ahuyentar las posibles soluciones y alejar el apoyo de los seres queridos y los compañeros de trabajo.  

5. No asumir responsabilidad y buscar culpables.  Con tal actitud no solamente se impide aprender de los errores, sino que se cultiva un destructivo sentimiento de víctima. 

6. No disculparse por errores cometidos o actitudes adoptadas.  Eventualmente, tal comportamiento causará aislamiento y la pérdida del respeto de otros hacia uno.  

7. Esperar a que el problema se resuelva por sí solo.  Uno de los métodos más eficaces para lograr que una bola de nieve se convierta en una avalancha. 

8. Aferrarse a una sola manera de solucionar las cosas.  De este modo se creará una falsa sensación de control que puede desvanecerse en cualquier momento. En otras palabras, una buena táctica tanto para complicarse, como para exasperar a los demás. 

 9. Confrontar los errores con arrogancia y displicencia.  Rechazar enérgicamente opiniones que no quieren ser oídas sirve para perder valiosos puntos de vista, al igual que para disminuir las posibilidades de resolver un problema y de aprender de los errores. 

 10. Sobreestimar lo hecho por uno y subestimar lo hecho por los demás.  Una estrategia que sólo sirve para lavarse las manos a corto plazo. Puede que sea posible convencer al entorno, por unas pocas veces, de la importancia de la labor propia, y de la ineptitud del resto. No obstante, los más probable es que con el tiempo se pierda toda credibilidad. 
  
¿Cuántas veces nos hemos amargado la vida o hemos maltratado a quienes queremos por problemas que al poco tiempo ni recordamos? 
Disfruta tu vida, ya que está plena de soluciones y oportunidades. 
Feliz semana. 
Carlos Devis 

Cuéntamelo otra vez









"Cuéntamelo otra vez: es tan hermoso
que no me canso nunca de escucharlo.
Repíteme otra vez, que la pareja
del cuento, fue feliz hasta la muerte.
Que ella no le fue infiel, que a él ni siquiera
se le ocurrió engañarla.Y no te olvides
de que, a pesar del tiempo y los problemas,
se seguían besando cada noche.
Cuéntamelo mil veces por favor:
es la historia más bella que conozco". 

Amalia Bautista 




domingo, 25 de abril de 2010

Josua





Cuántas veces en esta vida
le he dado la espalda
a la muerte
quizás porque mi amor
a la vida
era más fuerte
o alguien supremo
me daba otra oportunidad
me convertí en aventurero
para vivir la vida
en plenitud
peregrino buscando
el gran amor
con mi alma vacía de tanto dar
y herida por las espinas
de los rosales
como un guerrero apache
que busca la colina sagrada
para estar con Manitú
esperando la muerte estoy
poniendo un pie en el tunel
para que me lleve al abismo
de la oscuridad.

Una voz me dice !!
Quo vadis Poeta ?
Eres tu Jahwe?
Soy Josua, el amor eterno
que tú buscas !!!

Al almanecer, el canto
de un mirlo
me despertó !!

Erich-Paul Klausch 

Itaca

sábado, 24 de abril de 2010

El Resentimiento, ¿Le hace mal al otro o a usted mismo?





Expectativa es una palabra clave cuando hablamos de resentimiento. Los
resentimientos nacen de las expectativas frustradas. Cuando damos por
descontado y creemos justo y lógico que el otro se comporte de determinada
manera en algo que tiene significado especial para nosotros, y esto no sucede
así, nos sentimos injustamente pagados, ofendidos, adoloridos y frustrados. Así
comienzan los resentimientos.
Reconozcámoslo o no, de alguna manera nosotros pensamos que la otra
persona se va a ver afectada cuando tenemos hacia ella un resentimiento; sin
embargo, la paradoja es que el resentimiento es una de esas “victorias
engañosas” que obra como un bumerán, es decir, que se devuelve contra el que
lo lanza. El dolor que esperaba causarle al otro y todas las demás
consecuencias negativas las está recibiendo usted.
Cuando una persona está resentida con alguien, desea vengarse. Quiere que el
mismo dolor que está sintiendo, lo padezca el otro y, por lo tanto, lo primero
que se le ocurre es retirarle lo más importante que está dando: su amor, su
afecto, su amistad o su interés, dependiendo del tipo de relación que tengan. Lo
importante es que el otro se de cuenta de que está herido y esto le duela.
Quien está resentido con otro, sabotea poco a poco su relación porque, a partir
de su herida, aplica una forma intransigente y a veces injusta para juzgar lo que
la otra persona hace o deja de hacer. El resentimiento cambia su perspectiva de
la relación, usted comienza a ser menos benévolo con el otro; algunas cosas
que antes no le molestaban ahora las encuentra insoportables y, aún más, lo que
todavía funciona bien entre los dos, empieza a parecerle falso o sin sentido.
Esto lo aplica no sólo al presente y al futuro sino a su análisis del pasado, y allí
encuentra muchos motivos de queja de los que “no se había dado cuenta antes”.
Este es el momento en que usted se pregunta: “¿Por qué fui tan ciego o ciega
ante todo esto?, ¿cómo fue que deje que esto sucediera y no reaccioné? Lo que
pasa es que ahora está mirando las cosas con otros “ojos”. Ya no tiene la
flexibilidad, la comprensión y la buena voluntad que tenía es ese momento
hacia esa persona. Ahora, debido a su herida, usted se ha convertido en “un
enemigo” y ya no está dispuesto a disculpar nada.
Carlos Devis

viernes, 23 de abril de 2010

Hoy es el día del deseo

 


Cierra los ojos, aprieta tu deseo contra el pecho y susúrralo con tu más cálida modulación. 
Sonríe después de cada paso y por último extiende 1 cm a lo ancho esa sonrisa cuando hayas finalizado el ritual.

     No es necesario que lo reenvies a 15 personas antes de que se te agote el suspiro, ni que todo el santoral cristiano te cobre impuestos de oraciones; es un método ancestral y gratuito, fabricado por ti mismo y llamado soñar.



La balada del álamo carolina




LA BALADA DEL ALAMO CAROLINA ( Fragmento)Haroldo Conti

"Ciruelo de mi puerta,/ si no volviese yo,/ la primavera siempre/ volverá . Tú florece.

Y el creyó, por un tiempo, que no iba a ser más que eso hasta que un día notó que sobrepasaba los pastos y cuando el sol vino más fuerte y tembló la tierra se hinchó por dentro y se puso rígido y sentía una gran atracción por las alturas, por trepar en dirección al cielo, y hasta sintió que había dentro de él como un camino, aunque todavía no supiese lo que era eso, lo supo recién al año siguiente cuando los pastos quedaron todavía más abajo y detrás de los pastos vio un alambrado y detrás del alambrado vio el camino, que es una especie de árbol recostado sobre la tierra con una rama aquí y otra allá, igual de secas y rugosas en el invierno y que florecen en las puntas para el verano, pues todas rematan en un mechoncito de árboles verdaderos.
Por ahí andan los hombres y el loco viento empujando nubes de polvo.
También ya sabía para entonces lo que era una rama porque, después de las lluvias de agosto, sintió que su cuerpo se hinchaba en efecto aquí y allá y una parte de él se quedó ahí, no siguió más arriba, torció a un lado y creció sobre la tierra de costado igual que el camino.
Ahora es un viejo álamo carolina porque han pasado doce veranos, por lo menos, si no lleva mal la cuenta. Ahora crece más despacio, casi no crece.
En primavera echa las hojas en el mismo sitio que estuvieron el otro verano y por arriba brotan unas crestitas de un verde mas encarnado pero al caer el sol se encienden como por dentro, pero el ahora no pretende más que eso, esa dulce luz del verano que lo recubre como un velo.
Y dentro de esa luz esta él, el viejo álamo, todo recuerdo.
De alguna manera ya estaba así hace doce veranos cuando asomó sobre la tierra y crecer no fue nada más que como pensarse.
Sólo que ahora recuerda todo eso, se piensa para atrás, y no nace otro árbol.
En eso consiste la vejez. Verde memoria."

Haroldo Conti nació en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, en 1925.
Fue maestro rural, actor, director teatral aficionado, seminarista, empresario de transportes, piloto civil, profesor de filosofía y guionista de cine , pero fundamentalmente fue un Escritor comprometido con su tiempo.
Colaboró en la revista Crisis y viajó a Cuba, donde participó como jurado del Premio Casa de las Américas.
Haroldo Conti fue secuestrado en la madrugada del 5 de mayo de 1976 por una brigada del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Argentino.
Desde entonces Continúa desaparecido.


jueves, 22 de abril de 2010

Amada Gaia Gracias



Si no aceptas que la tierra tiene espíritu, 
este desapego se vuelve indiferencia.
En nombre de la indiferencia, se está expoliando la tierra. 
La compasión por la tierra es sólo posible cuando unes tu espíritu al suyo. (D. Chopra).








Itaca




Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Kavafis. .
Música: Madredeus







miércoles, 21 de abril de 2010

Era en Abril





Sabes hermano lo triste que estoy,
Se me ha hecho un duelo de trinos y sangre la voz.
Se me ha hecho pedazos
Mi sueño mejor,
Se ha muerto mi niño, mi niño, mi niño,
Mi niño, hermano.
No pudo llenarse la boca de voz,
Apenas vació el vientre de mi dulce amor.
Enorme y azul
La vida se le dio.
No pudo tomarla, no pudo tomarla,
De tan pequeño.
Era en abril, el ritmo tibio
De mi chiquito que danzaba
Dentro del vientre,
Un prado en flor,
Y era su lecho el ombligo, el ombligo,
El ombligo, el sol.
Yo le había hecho una blanca canción
Del amor entre una nube y un pez volador.
Lo soñé corriendo
Abrigado en sudor,
Las mejillas llenas, las mejillas llenas
De sol y dulzor.
No busques hermano el camino mejor,
Que ya tengo el alma muda de pedirle a dios.
Qué hacemos ahora, mi dulzura y yo,
Con dos pechos llenos, con dos pechos llenos
De leche y dolor.
Era en abril...
Y estamos pensando, sería mejor,
El marchar los tres, el marchar los tres,
A quedarnos dos.
Era en abril..

Reverencia hacia la vida





   Hay muchas personas que se dan cuenta de que están vivas solo cuando mueren. Cuando estaban vivas estaban tan ocupadas en tantas cosas que se olvidaron de la vida por completo. Se acordaron de ella solo cuando supieron que únicamente les quedaban unas cuantas respiraciones –el corazón se está hundiendo, solo quedan unos cuantos latidos más-, es en ese momento cuando comprenden: “Qué estúpido he sido. Toda la vida sencillamente ha pasado por mi lado. No he bebido de su vino, no he comido sus frutos, ni siquiera estoy familiarizado con su fragancia. ¿Cómo ha sido? Y ahora es demasiado tarde”.

¿Alguna vez le has dedicado un solo pensamiento? -que la misma idea de Dios como persona es una estupidez. En ninguna parte existe ningún Dios como persona, y todos esos templos, todas esas mezquitas, sinagogas e iglesias están vacías. Fabricadas por hábiles sacerdotes; no tienen nada que ver con la religión.

Jalil Gibran está en lo cierto cuando dice que tu vida cotidiana es tu templo. Aceptar este simple hecho –que tu vida diaria es tu templo y tu religión-, solamente comprender este simple hecho, va a ser una gran transformación. Entonces no puedes hacer muchas de las cosas que siempre has estado haciendo, porque –la tierra sagrada- está en todas partes y estás tratando con Dios en cada momento.

No puedes engañar a tus clientes; no puedes ser posesivo con tus hijos, porque están más cerca de Dios que tú. Su inocencia es un puente, tu conocimiento es un muro, una muralla china; solamente puedes ser respetuoso con los niños. No puedes actuar de la vieja manera porque siempre estás actuando dentro del templo, y cada uno de tus actos es una oración. En cada momento estás rodeado por Dios. Sentirás su presencia incluso en tu esposa, en tu marido, en tu amigo, en tu enemigo, porque excepto Él, nadie más existe.

Hacer de toda la vida un templo, y de toda la vida una religión, es el único camino del auténtico buscador.

Él no va a mirar en los libros sagrados. Los libros son libros; ningún libro es sagrado ni tampoco profano. Léelos si disfrutas con la poesía; léelos si te gusta la prosa; léelos si te agradan sus mitologías –pero recuerda, ningún libro puede darte el sabor de la religión.

Sí, es posible que una flor pueda dártelo; un pájaro en vuelo; un árbol que se eleva en las alturas danzando al sol. Toda la existencia se convierte en tu libro sagrado: léelo, escúchalo, y poco a poco e darás cuenta de que estás rodeado por una energía de la que eras totalmente inconsciente.

Es casi como el pez que no sabe nada sobre el océano, porque nace en él. Era parte del océano, exactamente como una ola; no sabe nada del océano. El pez solo llega a conocer el océano cuando el pescador lo saca de él y lo tira en la arena caliente de la playa. Entonces sabe que ha perdido su auténtica casa a la que nunca había prestado atención. Ahora está sediento, intentando por todos los medios posibles volver atrás y saltar al océano. Fuera de él ha tomado consciencia de lo que ha perdido.

La gente solo presta atención a lo que pierde en el momento de la muerte, porque la muerte llega como el pescador, sacándole del océano de la vida. Según eres sacado de la vida, de pronto comprendes: “¡Dios mío! He estado vivo y nunca me había dado cuenta de ello. Podría haber bailado, podría haber amado, podría haber cantado, pero ahora es demasiado tarde”. La gente solamente lo aprecia en el momento en que están muriendo, que han estado continuamente rodeados por la energía eterna de la vida, pero que nunca han participado en ella. Tu vida cotidiana es tu templo y tu religión. Actúa con atención, actúa conscientemente, y muchas cosas empezarán a cambiar naturalmente.

Yo no tengo ninguna filosofía de no-violencia, pero sí un modo de vida que puedes llamar “reverencia hacia la vida”. Lo cual es una perspectiva totalmente distinta.
La no-violencia sencillamente dice no matar a otros. ¿Crees que eso es suficiente? Solo es una enunciación negativa: no matar a otros, no dañar a otros. ¿Es eso suficiente?

La reverencia hacia la vida dice compartir, ofrece tu alegría, tu amor, tu paz, tu dicha.
Lo que quiera que puedas compartir, compártelo.
Si eres reverente hacia la vida, se convierte en un culto.
Entonces sientes que Dios está vivo en todas partes.
Observar un árbol se convierte en culto. Dar de comer a un invitado se vuelve un culto.
Y no estás complaciendo a nadie, no estás haciendo un servicio; simplemente estás disfrutando.

Todo niño nace bello, pero según va creciendo comienza a aprender formas de cómo ser feo, cómo ser competitivo, celoso, violento, destructivo, agresivo. Poco a poco pierde todo contacto con la vida porque ha perdido su reverencia hacia ella.

Si me preguntas, diré que la religión es reverencia hacia la vida. Y si no tienes reverencia hacia la vida, no puedes concebir nada de la existencia –los árboles, los pájaros y los animales- como distintas expresiones de la misma energía. En el origen somos hermanos y hermanas de los animales, de los pájaros y de los árboles; y si empiezas a sentir esta hermandad, descubrirás el primer sabor de lo que la religión es.

Ningún hombre es una isla, todos somos parte de un vasto continente. Existe variedad, pero eso no nos hace separados. La variedad hace más rica la vida –parte de nosotros está en los Himalayas, parte de nosotros en las estrellas, parte de nosotros en las rosas. Una parte de nosotros en el pájaro en vuelo, una parte de nosotros en el verde de los árboles. Nos extendemos por todas partes. Experimentarlo como una realidad transformará todo tu planteamiento sobre la vida, transformará cada uno de tus actos, tu propio ser.

Estarás lleno de amor; lleno de reverencia hacia la vida. Por primera vez, según mi opinión, serás verdaderamente religioso –no un cristiano, no un hindú, no un musulmán, sino verdaderamente, puramente religioso.

La palabra religión es hermosa. Viene de una raíz que significa unir a aquellos que por ignorancia se han separado; juntarlos, despertarlos para que puedan ver que no están separados.

Entonces no puedes herir ni siquiera a un árbol. Tu compasión y tu amor serán exactamente espontáneos –no cultivados, no parte de una disciplina. Si el amor es una disciplina, es falso, si la no-violencia es cultivada, es falsa. Si la compasión es alimentada, es falsa. Pero si llegan espontáneamente sin ningún esfuerzo por tu parte, entonces tienen una realidad tan profunda, tan exquisita…

En nombre de la religión se han cometido muchos crímenes en el pasado. Muchas más personas han sido asesinadas por la gente religiosa que por nadie más. Ciertamente todas esas religiones han sido falsificaciones, seudo.
La auténtica religión tiene que nacer.
¿Nunca has experimentado un momento de amor, de oración, de beatitud? Jamás me he cruzado con un ser humano que sea tan pobre. ¿Nunca has escuchado el silencio de la noche? ¿Nunca te has estremecido con él? ¿Nunca has visto salir el sol en el horizonte? ¿Nunca has sentido algo así como una profunda interrelación con la salida del sol? ¿Nunca has sentido más vida dentro de ti, derramándose a raudales por todas partes? Quizá por un momento… ¿Nunca has tomado la mano de un ser humano y algo ha empezado a fluir de ti hacia él y de él hacia ti? ¿Nunca has experimentado cuando dos espacios humanos se superponen y fluyen el uno en el otro? ¿Nunca has visto una rosa y olido su fragancia?, ¿y de repente eres transportado a otro mundo?

Estos son momentos de oración.

Y cuando desde el mismísimo principio cada niño es educado con reverencia hacia la vida –reverencia hacia los árboles porque están vivos, reverencia hacia los animales, hacia los pájaros, ¿crees que semejante niño pueda ser un día un asesino? Será casi inconcebible.

Y si la vida es alegre, llena de canciones y danzas, ¿crees que alguien deseará suicidarse? El noventa por ciento de los crímenes desaparecerán automáticamente; solo el diez por ciento puede que permanezcan, los que son genéticos, los que necesitan hospitalización –pero no cárceles, prisiones, no personas para ser sentenciadas a muerte. Eso es todo tan feo, tan inhumano, tan demencial.

Reverencia hacia la vida no significa únicamente reverencia hacia la vida de los demás.
También incluye, además, reverencia hacia tu propia vida.


La vida debería alcanzar profundidad, y la reverencia hacia la vida debería ser la única religión en el mundo.
No existe división entonces y el hombre puede ser sanado.
Es un gran reto para la humanidad futura.
Por eso sigo insistiendo en que deberíamos cortar con el pasado –estaba totalmente enfermo. El hombre ha vivido una vida muy enferma porque ha creado una filosofía muy enferma, y la ha seguido muy en serio. Deberíamos romper con esa enfermedad, por muy respetable y antigua que sea, y redescubrir la totalidad del hombre. Y eso solamente puede hacerse cuando nos sumemos a la alegría con reverencia, cuando la festividad se convierta en una profunda reverencia; y cuando la reverencia no te conduzca hacia la muerte, hacia la renuncia, sino hacia el regocijo, la danza, la celebración.
Osho

El perdón








   El tema del día era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico.
    Ya en clase elegimos una papa por cada persona que guardábamos resentimiento.
    Escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa. Algunas bolsas eran  realmente pesadas.
    El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas.
    Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo. El fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y cómo, mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado desatendía cosas que eran más importantes para mí.
    Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra "mochila" sentimental.
    Este ejercicio fue una gran metáfora del precio que pagaba a diario por mantener el resentimiento por algo que ya había pasado y no podía cambiarse.
    Me di cuenta que cuando hacía importantes los temas incompletos o las promesas no cumplidas me llenaba de resentimiento, aumentaba mi stress, no dormía bien y mi atención se dispersaba.
    Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma, alimentando mi espíritu.
    La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando.
    Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.
    El perdón es una expresión de amor.
    El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.
   No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
    Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos  negativos que nos causaron dolor o enojo.
    El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
    La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.
    La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
    El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.
    Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.
   "La declaración del Perdón es la clave para liberarte".
    ¿Con qué personas estás resentido?
    ¿A quiénes no puedes perdonar?
    ¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos?
    "Perdona para que puedas ser perdonado"
   .

(Anónimo) 




martes, 20 de abril de 2010

Para la madre de Alberto, de Eva


Dos ángeles más en el cielo




   Un día muy intenso el de ayer. Murió una amiga de hace muchos años, vecina y con muchas historias vividas juntas, nuestros hijos amigos...ella, la niña, en un tiempo alumna mía de ballet. El mismo instituto, el mismo parque, risas y llantos compartidos. Tantas cosas vividas!!.
   Y quiero confesar que no me he portado bien con ella. Nuestros hijos se distanciaron y me desentendí de su enfermedad. No es por disculparme pero no sabía como entrarle y lo fuí dejando, dejando. Ayer, en la incineración fuimos los dos a pedir perdón y a decir que lo habíamos hecho mal. Nos abrazamos. Nos perdonaron.
   El viaje de ida fué mágico. Ibamos mi hijo y yo con la emoción contenida. El sol estaba casi en el ocaso y aparecía o desaparecía cuando ganabas o perdías altitud. Se reflejaba sobre un prado de flores amarillas y era de una total belleza. Todo era más absolutamente hermoso de lo hermoso habitual. El sol se reflejaba tambien en el agua del inmenso pantano, al que atraviesas por el aire, por una de esas construcciones que hacen los humanos. Mi hijo me decía cuando le decía que admirara las bellezas; "Si... pero no te choques".
   Casi por primera vez las palabras de un cura sonaron absolutamente bellas....resonaron en mí....tambien en mi hijo, que creo que no ha ido nunca a una misa.
   Y como la vida es así...como nos llega.....de la manera que ella quiere y cuando quiere, fué ayer tambien cuando nos enteramos de la muerte de Albertito. Esa muerte que andaba acechándole y que él reuía con su alegría y su vitalidad de siete años. Si, siete años ha estado este ángel entre nosotros, enseñándonos como se puede ser grande, inmenso, bello, fuerte, tierno, delicado, amoroso, con sus siete bellos años. Y nos dió una lección de vida, una lección de fé. Y no sólo él, tambien su familia, de una entereza que hace sentirle a uno el ser más "quejica" del universo.
   Mi forma de entender la vida, ahora, en estos tiempos, hace que pueda trascender todas estas situaciones y aceptar la vida como es.....con todas sus bellezas....porque las miserias ya no puedo verlas.
   Vuelvo a pedir perdón desde mi corazón y agradezco al universo que me haya dado la oportunidad de haber conocido seres tan bellos.....tan bellos.
   Ninguno de los dos estará en el cielo....con sonrisa boba y con ojos en blanco.
   Ya oigo sus risas....sus tremendas carcajadas....y sus juegos.
    Perdon, perdón, perdón desde mi corazón.
   Mi vida no es fácil (como la de nadie, me supongo) y me hace pasar por pruebas duras.
   Hay mañanas en las que me despierto con una montaña ante mis ojos......soplo... y esa montaña desaparece.
   Hay otras mañanas que tengo que subir la montaña....para poder ver desde allí toda la inmensidad y las bellezas de la vida.
   Algunas...como ahora....parecen inabordables, pero no lo son......primero derramo mis lágrimas para ablandar el terreno.....y con mis manos...con mis pies...con mi boca....voy cavando un túnel, en el que corre un arroyo. Desesperadamente, porque no hay vuelta atrás, consigo llegar al otro lado....donde siempre me espera la luz de infinitos rayos....mis arcoiris....mis pájaros....mi silencio.


lunes, 19 de abril de 2010

Andaluces de Jaén


No me he podido resistir a estos andaluces de Jaén.
De ahí son todos mis ancestros...los que me quedan.
Mi infancia la recuerdo con un bidón enorme y un grifo, que siempre,
siempre te respondía con ese mágico olor.
El pan con aceite de tantas meriendas!!.
Eso no tiene precio!!.




Carta de amor





Claro que es el amor...y no hay otra... Por eso, en esta noche en que estoy pleno y feliz, me muero por darte un abrazo interminable, físico, arrebatador, desestabilizante, ígneo, embriagador y descarado...quiero tomarte por asalto y hacer una "cabecera de playa" en tus montes y desde allí, conquistar todos tus territorios...y decirte que NUNCA (obvio) seré tu enemigo...siempre te amaré con un amor que no es de este mundo...siempre arrancarás lo mejor de mí, porque eres sabia, perfecta y adorada... Decirte que te admiro profundamente, hasta tus más íntimos abismos...decirte que por supuesto te acompañaré siempre, aunque me eches o me pidas amorosamente que te mate, cosa que no haré... Eres demasiado importante...y lo digo sin apegos, sin segundas partes...siento que la palabra "incondicional" tiene horizontes nuevos gracias a tu presencia... Sean risas...sean llantos...sean carcajadas o lágrimas, estamos para amarnos...

El libro de los abrazos






Precisamente en "El libro de los abrazos", uno de los libros más exitosos y logrados de Galeano, está contenido un pequeño relato titulado "La noche". Este relato dividido en cuatro partes sirvió de inspiración a Serrat para su canción "Secreta mujer" que formó parte del álbum "Sombras de la China" (1998):



LA NOCHE / 1

No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.

LA NOCHE / 2

Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

LA NOCHE / 3

Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo.

LA NOCHE / 4

Me desprendo del abrazo, salgo a la calle.
En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna.
La luna tiene dos noches de edad.
Yo, una.